¿Por qué el iPhone 5 no tiene NFC? Passbook vs NFC

19/09/2012 

El otro día comentaba en esta entrada que, en mi opinión, el que el iPhone 5 no tenga NFC era un poco decepcionante. NFC, o Near Field Communication, es una tecnología de comunicación inalámbrica que se está haciendo un hueco en los teléfonos, sobre todo por sus posibilidades como forma de pago desde dispositivos móviles y comunicación entre dispositivos inteligentes y no tanto. En esta entrada vamos a ver por qué Apple no ha implementado NFC en el iPhone 5, qué nos perdemos al no tenerlo y qué ganamos gracias a Passbook.

b4h1YWOBftJwheBnr8w_bDl72eJkfbmt4t8yenImKBV9ip2J1EIeUzA9paTSgKmv

¿Qué es NFC y cómo funciona?

¿Habéis visto alguna vez esas tarjetas que con tan sólo aproximarlas al lector ya activan el mismo? Bueno, esto es uno de los usos de NFC. La tarjeta tiene una antena que se activa en un campo magnético generando la electricidad suficiente para enviar la información registrada en la misma al lector. Este es el modo pasivo de funcionamiento. También se utiliza en prendas de ropa en las tiendas para hacer saltar la alarma si no han sido desactivadas (sí, son esas etiquetas puñeteras cuadradas que pican de lo lindo y que están en el peor lugar de la ropa posible).



En su modo activo, NFC permite comunicar dos dispositivos (los dos tienen alimentación eléctrica, por baterías u otros métodos), siempre que la distancia entre ellos sea próxima (10 cm o menos). Las velocidades de comunicación de datos no son demasiado grandes, pero como el volumen de los datos es relativamente pequeño, sirven para conectar dos dispositivos y transferir información básica entre ellos. De esta forma, conseguimos velocidades de transferencia de 106, 212, 424 ó 848 Kbit/s.

clip_image002

¿Qué usos tiene el modo activo? Como os decía, muchos teléfonos cuentan con NFC para realizar pagos por móvil. De esta forma, a la hora de pagar algo en una tienda, con acercar el teléfono al lector quedará finalizada la transacción en cuanto el usuario del teléfono meta su código PIN para aprobar el pago. Este es uno de los usos por el que muchas empresas están apostando, pero evidentemente se requiere una inversión por parte de los comercios a la hora de instaurar esta nueva modalidad. Otros usos similares sirven para el control de accesos por móvil, entradas en el móvil para acceder a eventos, uso para el acceso a telesillas en estaciones de esquí, etc.

En Applesfera mi compañero Samuel nos habló de este teclado que se conecta por NFC a otros dispositivos. Y este es otro de los usos interesantes, la posibilidad de parear dispositivos sin necesidad de introducir búsquedas como en Bluetooth y minimizando los problemas de comunicación, ya que los dispositivos a enlazar están realmente próximos y no hay problema de equivocarse. Imaginaos enlazar un nuevo dispositivo a una red Wi-Fi con NFC. Aproximamos el dispositivo al router (que se supone ya cuenta con NFC) y en un momento quedarán configurados, sin necesidad de incluir contraseña, password ni configurar el dispositivo. Es más, puede activarse automáticamente la identificación porMAC de forma que sólo los dispositivos configurados de esta forma puedan acceder a nuestra red. De esta forma, enlazar dispositivos inteligentes en una casa conectada sobre todo con la internet de las cosas a la vuelta de la esquina, sería tarea de niños para todo tipo de personas. También, y gracias a las etiquetas NFC, podemos lanzar aplicaciones o modificar configuraciones acercando el teléfono a dichas etiquetas.

clip_image003

¿Por qué el iPhone 5 no tiene NFC?

Bueno, hay dos razones principales. Una, que los metales no se llevan bien con el NFC al hacer dejaula de Faraday, impidiendo la comunicación. El iPhone 5 cuenta con la trasera de aluminio, y en los bordes están las antenas de comunicación, por lo que el NFC no funcionaría bien.

clip_image004

Esto es una razón de diseño, pero lo que está claro es que Apple está apostando por Passbook, su visión de comunicación cercana entre dispositivos para que podamos pagar o registrarnos en algún lugar. Vamos a ver cómo funciona Passbook.

Funcionamiento de Passbook

Passbook es una aplicación para la gestión de códigos de barras o bidimensionales. Dichos códigos aparecen en la pantalla del dispositivo iOS, en este caso del iPhone 5. Para usarlos en algún sitio, el comercio o local debe contar con un escáner que capture dicho código. Passbook funciona como si fuera una cartera, almacenando tanto la tarjeta de puntos del supermercado, la tarjeta de fidelidad, la entrada de cine, billetes de avión, … Estos elementos los podemos recibir por correo electrónico o por otros medios como veremos luego, pudiendo almacenarlos en Passbook para su uso posterior. Lo realmente novedoso es que la aplicación puede recibir notificaciones Push, con la posibilidad de actualizar el Pase digital sobre la marcha o forzar una notificación en pantalla. Por ejemplo, si estamos cerca del aeropuerto, la notificación hará que podamos acceder al pase de forma instantánea.

clip_image005

Apple proporciona un API para los desarrolladores para la creación de dichos pases digitales, pases que se envían por correo a su destinatario, o que también pueden descargarse en una página web o generarse a través de una aplicación. Al abrir el pase, el usuario almacenará el mismo en Passbook para su posterior utilización. Es posible probar la creación de códigos desde esta página web.

clip_image006

Como digo, la tienda o el lugar en el que vamos a usar Passbook debe contar con un escaner o una cámara web que pueda captar el código para su interpretación. Así que, los comercios que sólo cuenten con lector de tarjetas de crédito mediante chip o banda magnética tendrán que comprar o un dispositivo para la lectura de códigos de Passbook o un lector NFC.

Las ventajas de Passbook frente a NFC son la posibilidad de recibir notificaciones en función de los pases que tengamos, actualización en tiempo real de los mismos mediante notificaciones Push, y la posibilidad de lectura de los mismos desde otros dispositivos que cuenten con una sencilla cámara web siempre que tengan el software adecuado. Además, muchos lugares como aeropuertos o cines ya admiten esta modalidad de pago o validación de pase desde hace tiempo. Si habéis utilizado algún código BiDi en algún sitio, dicho lector será capaz de leer los códigos. Al no ser propiedad de Apple la tecnología de reconocimiento de los códigos, otros fabricantes pueden apuntarse al pago y validación mediante códigos bidimensionales.

¿Quién ganará?

En el peor de los casos, si NFC triunfase como medio de pago o de interconexión entre dispositivos,podemos comprar una funda con NFC. De hecho, ya hay fundas para el iPhone 4s con dicha tecnología, permitiendo el pago en comercios y terminales de pago y los usos que hemos comentado anteriormente.

Si triunfara el método de pago promovido por Apple, en realidad no sería una gran problema para otros fabricantes. Otros dispositivos también utilizan códigos BiDi en sus pantallas. Yo mismo he utilizado los mismos desde terminales no-Apple como tarjeta de embarque. Como digo, es un sistema que lleva funcionando ya tiempo, y que ofrece ciertas ventajas en cuanto a seguridad se refiere. Entre ellas, no emitir información de forma radioeléctrica. Las notificaciones Push y la información en pantalla de Passbook, en el caso de Apple, son unas funciones realmente interesantes que actualizan en tiempo real nuestro código de paso.

Cualquiera que se lleve el gato al agua estará más o menos cubierto por Apple en un futuro. Si nos decantamos por un iPhone 5, gracias a soluciones de terceros o al mismísimo Apple no tendremos problemas.

[Fuente]


Compartir


Deja un comentario




Salva tu cupo de internet y aprende a realizar compras en Amazon

Tasca el Moroco, desde 1974. Todo un señor restaurant en Puerto La Cruz y Lechería