Ejercicios para aliviar dolores de cuello y hombros

25/10/2012 

Es muy importante realizar breves descansos cada cierto tiempo, estirando músculos y haciendo que nuestros órganos se activen. Este es el mejor modo de prevenir este tipo de dolores que pueden acabar convirtiéndose en crónicos.

08054

Ejercicios para el dolor de cuello y hombros

  • Uno de los ejercicios consiste en colocar la palma de la mano en la parte posterior del cuello, tensarlo y levantar la barbilla el máximo que se pueda. Luego, cerrar la mano y relajar durante unos segundos. Repetir de nuevo las veces que sea necesario.
  • Otro ejercicio es elevar la cabeza intentando separarla de los hombros todo lo que podamos, apretando con la mano como en el ejercicio anterior. Hazlo al menos unas tres veces al día, en las repeticiones que creas necesario.

"Es importante realizar breves descansos cada cierto tiempo, estirando músculos y haciendo que nuestros órganos se activen."



  • Un ejercicio adicional que podemos hacer es encoger los hombros y dejarlos caer libremente, sin forzar ni la caída ni el frenado. Podemos hacer cuatro o cinco repeticiones.
  • El siguiente consiste en tumbamos en el suelo boca arriba y colocar un libro de unos 10 centímetros bajo nuestra cabeza. Subimos los pies en una silla de forma que queden dobladas las rodillas y las pantorrillas, colocadas sobre el asiento. Mantenemos esta postura diez o quince minutos, y comprobaremos que relajará la espalda.

Ejercicios para aliviar el dolor cervical

Si el dolor es en las cervicales, tenemos que actuar desde el primer momento, ya que puede convertirse en un problema crónico e ir agravándose con el tiempo.

Un ejercicio consiste en apretar con nuestras yemas las cervicales (parte superior de la columna) y presionar hacia arriba. Ahora, realizamos movimientos con la cabeza como rotaciones, procurando estirar el máximo posible.

Postura correcta para evitar dolores de cuello y hombros

En todos estos casos, el mayor enemigo es adoptar malas posturas durante nuestro trabajo. Para evitarlo, deberemos sentarnos correctamente y tener las cosas a mano para no hacer esfuerzos innecesarios con las partes más delicadas de nuestro cuerpo. Una buena silla y una buena disposición del teclado y ratón, o cualquier otra cosa que estemos utilizando, son herramientas imprescindibles en nuestro trabajo, por lo que hay que considerar la adquisición de materiales de calidad y, sobre todo, cuidar mucho la postura siempre que estemos sentados en la silla, con las rodillas semiflexionadas y los hombros suficientemente relajados.

Si aún haciendo los ejercicios los malestares continúan, o incluso se acentúan, es fundamental concurrir al médico.

[Fuente]


Compartir


Deja un comentario





Salva tu cupo de internet y aprende a realizar compras en Amazon


Tasca el Moroco, desde 1974. Todo un señor restaurant en Puerto La Cruz y Lechería