Doce cosas que aprendimos con Star Wars

Tweet

Luego de disfrutar el séptimo episodio de la saga intergaláctica más famosa de la historia, podemos decir que “Star Wars” es la filosofía más acertada dentro de nuestros días. Posiblemente muchos eruditos puedan revertir tal afirmación, pero en esencia su realidad es palpable en cada área en las que el mundo interactúa.

Star_Wars_8

Doce cosas que aprendimos con Star Wars

Pero qué hemos aprendido de esta oscura “guerra de las galaxias” a través del tiempo, luego de la primera aparición de la franquicia en 1977. 39 años más tarde, Star Wars nos enseñó qué:

Debemos siempre estar pendiente de quién nos enamoramos. El mundo es muy pequeño y por más lejos que podamos irnos a buscar ese amor eterno, que no nos brindó nuestra propia tierra, puede resultar ser nuestro familiar más cercano. Sí, es tele-novelesco, pero “en esta villa del señor” -como dicen los católicos- todo es posible.

Que el láser es el mejor invento que ha “parido” la humanidad. Es la fuerza motriz que mueve al mundo, y nos salva de todo “mal”. Y si no lo crees, acuérdate de aquella vez que te iban a operar y te pusieron a escoger entre la forma tradicional o hacerlo con láser, inmediatamente elegiste la segunda, porque conoces la magnitud y gloria de ese sable “Jedi”.

Star Wars es la prueba más eficiente que tiene el sexo femenino para demostrar su liberación y que pueden ser autosuficientes. Se enteraron que no necesitan ser rescatadas, al contrario, ellas también pueden salvar a otros hombres. Eso sí, pueden ser mujeres luchadoras, pero Star Wars les enseñó a no dejar de ser sensuales y carismáticas.

Les explicó con creces e imágenes a los sedentarios que deben activarse con los ejercicios. Un buen Jedi es aquel que puede llegar a vivir 800 años o más, como Yoda, que salta de una nave a otra sin mayores problemas, y denota su buena apariencia física.

Sí, el bien siempre le ganará al mal. Aunque la vida nos ponga millones de obstáculos, si actuamos con motivación y gallardía, terminaremos superando las dificultades. Los problemas no deben desmotivarnos; la Guerra de las Galaxias nos lo demostró con esas escenas de dolor cuando Luke ve morir a Obi-Wan, o durante la captura de Han Solo.

Que los políglotas en el mundo se quedaron cortos con el Androide C-3PO, que habla más de 6 millones de lengua. Ningún traductor virtual se le acerca.

La teoría del “boomerang” es cierta. Si sólo vives para hacer el mal, eso te complicará la existencia. Los maestros “Jedis” nos aconsejaron que con honestidad todo se puede lograr, además nos mantendrá alejado de todo sentimiento “oscuro”.

Que la amistad es un verdadero tesoro. No importa quién sea tu compañero, ni como hable, puedes ser peor que Chewbacca, pero si el lazo es certero y firme, trascenderá fronteras.

Que todavía no hay Estado Islámico más poderoso, y que desate tanta tensión que las guerras espaciales, los conflictos alienígenos y los problemas entre planetas. Ojo, pero Isis sí debe desaparecer, Star Wars, no.

Nunca permitas que alguien se despida con el “que la fuerza te acompañe”, a menos que no le quieras ver jamás.

Ninguna tempestad, fuerza natural en la tierra o la mayor caída de granizo, no será más poderosa que una lluvia de meteoritos en una galaxia muy distante.

El materialismo no conduce a nada. Vivir no requiere de muchas cosas, sólo lo más importante, la fuerza para luchar por tus sueños. No es un cliché, es el mensaje más claro de Star Wars, si no observa la manera como subsistía Yoda, en un pantano.

¿Tú qué opinas?, ¿eres fanático del universo estelar creado por George Lucas?, ¿qué es lo que más te gusta de estas películas? ¡Déjanos tus comentarios!

Lea-Noticias.com

Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias

Loading...

Deje un comentario

Te puede interesar