Las Palmas, de colista a líder con Setién

Ha llovido mucho desde la temporada 1978/1979, aquella en que por última vez el difunto estadio Insular vio a Las Palmas en lo más alto de la ahora catalogada como LaLiga Santander.

las-palmas-de-colista-a-lider

Foto: elgoldigital.com

Era la época en que la escuela canaria encontró en la raza, el carácter y la competitividad del jugador argentino al complemento perfecto a su fútbol pausado y de toque. Eran los tiempos en que Carnevalli, Wolff, Brindisi y Morete formaban parte de un once que se recitaba de memoria entre los aficionados amarillos, que vivían una segunda etapa dorada tras la inolvidable de finales de los sesenta en que rozaron el título liguero hasta en dos ocasiones (1968 y 1969).

Muchos proyectos más tarde y tras salvarse de la desaparición casi milagrosamente, los más jóvenes ya no necesitan que los abuelos les hablen del fútbol que cautivaba en las islas y la Península porque Las Palmas, treinta y ocho años después, manda otra vez en la máxima categoría con sus señas de identidad.

Quique Setién aterrizó con una idea ‘innegociable’ y no tardó en congeniar con una grada que nunca aceptó el ganar a cualquier precio. El Gran Canaria, como antiguamente el Insular, siempre dio prioridad al estilo sobre el resultado y era inevitable que estas dos partes terminaran por entenderse. Cualquiera podría decir que procede de La Feria o Schamann, barrios de Las Palmas de Gran Canaria, pero no. Acunó una misma idea a muchos kilómetros de distancia y demostró, con un ciclo prolongado en el Lugo, que su filosofía, la que ahora pone en práctica con la UD, está por encima del dinero que pudiera ofrecerle un equipo con más prepuesto.

Lo que nadie podía intuir es que en solo seis meses al frente del equipo amarillo pudiera llevarlo de la última a la primera plaza y aunque con el tiempo solo sea algo anecdótico, no resta un ápice de mérito a su trabajo y el de Eder Sarabia. El hacer ‘un Leceister’ parece impensable con Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid en el campeonato español debido a su fútbol superior entre otras razones por un mayor poder adquisitivo.

Un fútbol que engancha al aficionado neutral

Eso sí, no se podrá negar que Setién ha recuperado ese cariño hacia el equipo canario de hace unas décadas entre el aficionado neutral. Solo falta ver los resultados contra Valencia (2-4) y Granada (5-1) para entender cuanto se puede disfrutar de su obra colectiva, en la que nadie es más que el conjunto. No solo es habitual que los laterales se desplieguen en acciones ofensivas también el mediocentro, Vicente Gómez, suele aparecer por las inmediaciones del área y en ocasiones hasta los centrales y a la inversa ocurre con los de arriba en labores defensivas.

La idea que construyó la temporada pasada ha ganado en peso sobre el terreno de juego con las llegadas de Boateng, comprometido con el proyecto y las causas sociales, y Livaja. Muchos vieron en la contratación del ghanés una forma de hacerse oír por parte del club en los medios y una especie de retiro paradisiaco en la decisión del centrocampista, pero ha venido para competir y ya lleva dos tantos. Y no solo las principales piezas brillan dentro de un engranaje que parte de Roque Mesa, al que Las Palmas consiguió retener pese a la insistencia del Sevilla. También los que salen del banquillo aportan.



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias

Artículos relacionados

Loading...


Deje un comentario