Las denuncias por xenofobia y homofobia se dispararon en Barcelona en 2016

Tweet

Las denuncias por xenofobia aumentaron un 76,2% en 2016 en Barcelona respecto a 2015; las presentadas por motivos homófobos, un 42,9%. Esas son dos de las conclusiones del balance de la actividad policial en la capital catalana que el Ayuntamiento de Barcelona, acompañado de la Guàrdia Urbana y los Mossos de Esquadra, ha presentado este miércoles. Según el comisario de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, dichas denuncias han crecido “en parte amparadas en el anonimato de Internet”.

mossos-de-squadra

“Los casos relacionados homofobia y xenofobia se producen algunas veces bajo el anonimato de las redes sociales y también a través de Internet”, dice el informe elaborado por Mossos d’Esquadra y Guàrdia Urbana, que destaca que el crecimiento de la xenofobia y la homofobia se enmarca en el aumento –del 37%– de las denuncias por delito de odio y discriminación (79 casos en 2015 y 109 en 2016).

Sobre este tipo de delitos, el consistorio y las policías autonómica y local han insistido en la necesidad de seguir denunciando. “Hay que denunciar: si no conocemos los delitos, no podemos actuar”, ha afirmado Joan Carles Molinero. Hace unas semanas, Barcelona anunció que, precisamente para combatir este tipo de delitos, formaría a los agentes de la policía local en la detección de casos de islamofobia y odio.

El de delitos por odio y discriminación no es el único indicador que crece en la ciudad. También suben los abusos y agresiones sexuales; en 2016 hubo un aumento del 30%, unos 500 casos más que el año anterior.

Según los datos presentados por el consistorio, de los 170.000 hechos delictivos en la ciudad el año 2016, los casos de abusos representaron un 0,2%. Mossos d’Esquadra y Guàrdia Urbana han añadido que el incremento de los abusos se producen sobretodo en el transporte. Ambas policías han destacado estar trabajando para “minimizar” las conductas lesivas en bus, metro y tren.

Más hurtos, pero en otros lugares

Los hurtos vuelven a crecer en la ciudad de Barcelona por primera vez en seis años. Lo hacen ligeramente (4,8% más) y “se desplazan”. Según Joan Carles Molinero, la policía autonómica catalana ha observado un “cambio de metodología” en este tipo de delitos. “La presión policial de Mossos y Guàrdia Urbana en el metro ha provocado un efecto movilidad de los ladrones”, ha dicho Molinero.

Según el comisario, los “delincuentes habituales” han huido del metro para centrarse ahora en los clientes de tiendas y centros comerciales. Los 4.600 hurtos más que se produjeron en 2016 respecto a 2015 se centran en la “franja de verano”. Según el comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, el turismo influiría en dicho repunte: en la ciudad durmieron, sólo en 2016, 10 millones de visitantes (además de los que vinieron a pasar sólo unas horas). El Diario.

Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias

Loading...

Deje un comentario

Te puede interesar