Opinión: “No hay cansancio para muchos venezolanos”; por @GeraldoMeneses

Continúan las protestas en Venezuela por parte de los sectores opositores que piden, en resumidas cuentas, la renuncia de Nicolás Maduro, o elecciones generales, aunque en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se tapen estas peticiones con señalamientos de estar en las calles por considerar al gobierno como una “dictadura” al no respetarse las competencias de la Asamblea Nacional (AN) y por el llamado a una Constituyente “comunal” con bases elegibles no contempladas directamente en la Constitución Nacional (CRBV).

VENEZUELA-CRISIS-OPPOSITION-PROTEST

Los enfrentamientos en casi todas las ciudades del país entre manifestantes y cuerpos de seguridad han dejado al menos 1991 detenidos según el informe del Foro Penal Venezolano, con un nefasto registro de muertes de más de 40 personas asesinadas con armas de fuego, objetos contundentes y casos puntuales donde policías han disparado gases lacrimógenos a quemarropa. Este miércoles la vida de dos jóvenes se apagaron: uno, Miguel castillo (27) quien participaba en la marcha “de los escudos”, fue impactado por un objeto contundente a nivel del tórax; el otro, Anderson Dugarte (32), herido el pasado lunes en Mérida durante una escaramuza.

Balas, perdigones, gases lacrimógenos vencidos y hasta metras

La represión contra las marchas ha sido en mayor medida en Caracas, donde, salvo la movilización que se hizo hacia la Conferencia Episcopal para clamar por la intervención de la iglesia católica, ninguna otra actividad ha podido terminar en su destino pautado, casi siempre en el centro de la capital donde se hallan las instituciones públicas del Estado. En el interior los problemas han escalado al nivel de saqueos y escenas violentas protagonizadas por grupos “paramilitares” armados y organizados durante años por el régimen chavista.

En Valencia, al centro de Venezuela, casi una semana duró una ola de hechos vandálicos que dejó al menos 108 locales comerciales vaciados, y sólo días después la Guardia Nacional aplicó el llamado “Plan Zamora” (una estrategia militar para intervenir en cualquier alteración del orden) junto al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) con el fin de acabar con la anarquía; en ese momento fueron detenidas centenares de personas, que unidas a otras en esa misma región del Estado Carabobo, apresados en diversas protestas fueron presentadas ante tribunales militares y no civiles como lo exige la CRBV, un punto central que el Ministerio Público (Fiscalía) ha denunciado como irregular y ha pedido presentar a los ciudadanos ante las instancias pertinentes; cuestión que confirma el alejamiento de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, del estamento oficial en Miraflores después de declarar que las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a finales de marzo en contra de la AN representaban una ruptura del hilo constitucional, y que fue asumida por Maduro como un “impasse” e hizo recular al órgano jurídico en tales medidas, pero que no restituyen plenamente las acciones del Poder Legislativo.

Chavismo disidente también rechaza la Constituyente “comunal”

Con el pasar de los días, luego que Nicolás Maduro pidera activar una Constituyente, según él, con el fin de terminar la crisis sociopolítica de Venezuela, el llamado está bajo el repudio de muchos sectores por considerar su “marco legal” como una acción política para cambiar la CRBV en temas claves como la permanencia en el poder por parte del ejecutivo remplazando las elecciones “universales, secretas y directas” por la decisión de grupos organizados bajo lineamientos oficiales; por ello, muchas personas, no sólo desde la MUD sino también personajes que otrora apoyaron a la Revolución Bolivariana la han catalogado de “fraudulenta”. Una constituyente debe refrendarse antes de ser efectiva, una polémica para Miraflores, pues, todas las encuestas nacionales e internacionales le dan un porcentaje de popularidad a Maduro menor del 25%.

¿Hacia dónde va la MUD?

Sin tener un punto de retorno claro, la MUD parece plantarse dentro de la protesta continuada con el objetivo de lograr una inflexión del oficialismo, pero ello tardará mucho tiempo y pudiese la situación cerrarse en escenas ya vividas en el pasado; sin embargo, a diferencia de otros momentos, las nuevas manifestaciones de la oposición lucen con un impulso distinto, motivado por la difícil situación económica que atraviesa el país, además de lo mal visto que está el chavismo, desgastado por 18 años en el poder.

A escala internacional la MUD se aferra a una respuesta contundente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que en las últimas semanas parece dar una luz verde para generar una presión global real buscada desde hace años. El Secretario General del bloque, Luis Almagro, se ha enfilado sin titubeos dentro de las columnas que denuncian a Maduro como un dictador que viola los derechos humanos, acción que enfureció a Miraflores, el cual terminó respondiendo a ello con la solicitud de salida de Venezuela de la OEA -proceso que tardaría dos años- días atrás; pero vale acotar que el Presidente de la AN, Julio Borges, estuvo en Washington para frenar tal paso separatista que no cuenta con la venia del parlamento, cuestión que violaría los estatutos sobre acuerdos internacionales que contempla la CRBV. El próximo paso de la OEA es finiquitar una reunión de cancilleres del hemisferio -sin fecha aún- para debatir el caso venezolano.

Mientras la represión crece, el mundo habla

No es desde hace dos meses que Venezuela está sumergida en problemas, pero sí desde hace poco que la comunidad en el mundo ha comenzado a pronunciarse en contra del gobierno de Nicolás Maduro, una forma que va cobrando forma cada vez más. Cuerpos de peso, entre ellos las Naciones Unidas (ONU) y el parlamento europeo se han unido a tales efectos, además despertando las discusiones en naciones alejadas geográficamente pero que hacen mella, como es el caso de Alemania. En el eje suramericano, sólo Ecuador, Bolivia, Cuba y Nicaragua, comandadas por gobiernos de izquierdas y que simpatizaron con Hugo Chávez, se aferran a defender a Maduro sin chistar sobre las graves denuncias de “lesa humanidad” que se han documentado con pruebas suficientes.

Por: Geraldo Meneses  /  @GeraldoMeneses en Twitter


Si desea que publiquemos su artículo de opinión envíelo a [email protected] con su nombre, apellido, correo electrónico y direcciones de redes sociales si las tiene.


Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario