Opinión: “Dejemos de vivir de glorias pasadas, aceptemos que la Venezuela actual no sirve”; por @DanielMartinL

Venezuela fue un gran país, en su momento parió a un señor llamado Simón Bolívar que libertó cinco países y es un ícono universal, eso sin tomar en cuenta a otros próceres y personalidades de renombre mundial como el Generalísimo Francisco de Miranda. Posteriormente, ese mismo país, ubicado al norte de América del Sur, fue un ejemplo de crecimiento económico, de desarrollo y de democracia, de hecho, en su momento fue una de las democracias más antiguas de América Latina, era un ejemplo en todos los sentidos y demostraba que las políticas socialdemócratas podían ser exitosas.

venezuela-destruccion

Sin embargo, a partir de la nacionalización del petróleo en 1976, todo eso que demostraba ser excelente explotó por su propio peso en 1983 con el llamado “viernes negro” que desembocó en una crisis económica que aún no conoce fin y que, en estos momentos, en plena dictadura de izquierda está más exacerbada que nunca.

Los venezolanos éramos una sociedad acostumbrada a recibir inmigrantes, tanto que me seguramente que cada persona nacida en este país conoce a alguien que, o es nacido en el extranjero o es hijo de alguien que vino de ultramar.

Sí, Venezuela fue un gran país, más o menos hasta 1990 lo fue y si hubieran dejado a Carlos Andrés Pérez II hacer sus reformas económicas de centro derecha, Venezuela continuaría siendo un gran país, pero como no fue así y luego la mayoría de los venezolanos votaron por Caldera y después por Chávez una y otra y otra vez, porque lo único que querían era todo regalado porque vivían en un “país rico”, pues, el socialismo que veníamos arrastrando desde 1958, la gente quiso profundizarlo votando por un militar golpista que les prometió que tendrían todo gratis y que más nunca a nadie le faltaría nada, porque jodería a los ricos para hacer felices a los pobres.

Ahora, tras 58 años de socialismo, de los cuales 18 han sido de socialismo extremo, pues, es que descubren que el país está patas arriba, vuelto mierda y que las probabilidades de un cambio en el corto plazo son muy bajas, y lo que leo es a mucha gente hablando de “cuando éramos un gran país”, o sea, recordando glorias pasadas y pensando que todo el mundo les debe algo cuando no es así.

Los países no tienen amigos, sólo tienen intereses y nadie nos debe nada y en caso de que alguien lo deba, son simples deudas morales que pocos están dispuestos a cumplir, porque los mandatarios de cada país tienen el deber, primero que nada, con su población y luego, quizás, con países aliados o con alianzas estratégicas.

En este momento, Venezuela no representa nada para nadie, los venezolanos nos hemos convertido en una plaga en muchos países, porque, seamos honestos, a lo largo de la historia, las migraciones masivas suelen ser mal vistas por los países que los reciben, eso pasó en su momento en Venezuela cuando los europeos en los 50s, así como también cuando los chilenos, colombianos y ecuatorianos llegaron a raudales en los 70s, que hubo muchísima xenofobia hacia ellos ¿o es que nadie recuerda que los colombianos eran vistos como ladrones y tracaleros en nuestro país hace unos 30 años? ¿o nadie recuerda cuánto nos burlábamos o menospreciábamos al “portu” del abasto o de la panadería? ¿Y de los chinos qué?

Muchos países tenían su resentimiento contra los venezolanos porque siempre fuimos los grandes, los sobrados, los millonarios, y ahora, que la mayoría de nosotros mismos nos hundió a todos en la mierda y que están emigrando muchísimos compatriotas que ya han sido totalmente afectados por la destrucción moral y social que lleva años gestándose en Venezuela y que les ha llevado a creer que las reglas no están hechas para cumplirse y que andan por todos lados robando, estafando y “buscando la vuelta” a las normas para beneficio personal con el consiguiente daño irreversible al gentilicio ¿cómo esperan que las personas de esos países se sientan cómodas con nosotros?

Nadie va a venir a salvar a los venezolanos que no estamos con el comunismo, así como nadie salió nunca a salvar a los cubanos y como nadie lo hizo por los chilenos.

Dejemos de pensar que Venezuela es un gran país porque en este momento no lo es, la Venezuela de 2017 no es más que un montón de escombros liderados por unos denegerados insensibles y habitado por muchas personas de bien, con sueños, esperanzas y deseos de cambio que son una pequeña minoría al lado de una mayoría que siempre está buscando la mafafa, la trampa, el cómo joder al otro, el cómo violar las leyes, la matraca y los negocios turbios.

En este momento Venezuela ni es grande, ni es poderosa, ni es rica, es simplemente un pedazo de tierra con gente que está sufriendo, con tres gatos que estamos luchando por un cambio tragando lacrimógenas y llevando palo, mientras una gran mayoría está echada en su casa sin hacer nada y unos políticos que están gozando y que hacen creer a las personas que el mundo nos debe algo cuando no es así. Yo vivo en Venezuela, yo sigo en Venezuela y no me voy no porque no quiera, sino porque no tengo como irme ni a donde irme, así que seguiré aquí guapeando, luchando, marchando y protestando hasta que el cuerpo aguante o la dictadura caiga.

Escrito por: Daniel Martín (@DanielMartinL)

Loading...


Si desea que publiquemos su artículo de opinión envíelo a redaccion@leanoticias.com con su nombre, apellido, correo electrónico y direcciones de redes sociales si las tiene.


Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias

Artículos relacionados

Loading...


Deje un comentario