Sepa por qué las que las sanciones de Trump favorecen al venezolano común

Como siempre aprovechan la amplia cobertura que les dan algunos medios dizque opositores para expresar su “gran preocupación” por los “gravísimos efectos” de las sanciones sobre la población. Escrito por Boris Ackerman para El Estímulo.

donald-trump

Valiéndose de su doble moral (o de su carencia absoluta de ética) esos mismos analistas tradicionalmente se han mantenido en silencio ante las políticas que han depauperado hasta la indigencia a la gran mayoría de los venezolanos, el desvío de las divisas, las expropiaciones, los dakazos, la persecución a los empresarios y las violaciones a la propiedad privada, políticas gubernamentales que no les causan el más mínimo escozor. Sin embargo, elevan sus agudas y desentonadas voces cada vez que la nación del norte sanciona a los poderosos intereses de individuos allegados al aparato gubernamental.

Estas son las razones por las cuáles si bien las sanciones afectan a unos pocos privilegiados, en algún tiempo podrían beneficiar al grueso de la población cuya pobreza es consecuencia de la existencia de un gobierno de corte totalitario y que solamente podrá estar mejor de producirse su salida.

El país no seguirá endeudándose a la tasa más alta del mundo

Si se observan los rendimientos actuales y pasados de los instrumentos de deuda venezolana, no se puede más que concluir que se ha tratado de transferencia de riqueza desde el Estado venezolano, que debería salvaguardar los intereses de los más de 30 millones de seres humanos que habitan el país, hacia un ínfimo grupo de individuos que han repletado sus alforjas con los altos rendimientos de los bonos de Venezuela y de Pdvsa, los más elevados del mundo desde hace varios años. Los altos intereses que paga y ha pagado el país no se deben a las sanciones que ahora llegan, se deben a las pésimas políticas públicas y a la desconfianza que generan.

Es claro que los tenedores de bonos son personas con muy poca aversión al riesgo y puede presumirse que muchos de ellos están cerca de quienes detentan el poder en el país. Lo bueno de las sanciones es que impiden continuar endeudando al país, al menos con personas y figuras que operen en territorio norteamericano o que tienen intereses allí.

En palabras sencillas, las sanciones evitan nuevas obligaciones a costos gigantescos, que solamente servirán para enriquecer a unos pocos y empobrecer a la población, sin mencionar que el dinero de ese endeudamiento sería utilizado para compras con sobreprecios en beneficio de oscuras figuras muy cercanas al aparato administrativo del Estado.

Dificultan los negocios de las empresas que pretenden apoderarse de los recursos del país

Las contrapartes juegan sin duda un rol muy relevante en la permanencia de los sujetos que conforman el gobierno, estas contrapartes son las que obtienen concesiones, se asocian en proyectos, venden maquinarias, equipos, armamentos, etc.

Las empresas por lo general actúan con racionalidad, ponderan sus intereses y a la hora de decidir, se inclinan por la mejor relación costo-beneficio. Si hacer negocios con alguien indeseable incrementa en extremo los costos o los riesgos, es muy probable que una gerencia racional desista de esos tratos. Eso no excluye a grupos chinos, vietnamitas, rusos o bielorrusos, el mundo actual es una compleja relación de intereses entrelazados y posiblemente las empresas que negocian con el gobierno y Pdvsa, de continuar sus tratos, podrían ser afectadas por otros flancos debido a las sanciones.

Podrían fracturar las facciones que encabezan el gobierno

Las cuerdas siempre revientan por lo más débil. Es bien sabido que el gobierno está sustentado en varios grupos de poder. Si una o varias de esas camarillas deciden separarse y enfrentarse al bloque que ahora conforman, el sistema podría debilitarse y caer.

Las medidas bien aplicadas tendrían el potencial de causar luchas intestinas entre grupos interesados en salvaguardar sus intereses propios. La habilidad de aplicar las sanciones de forma quirúrgica y de ofrecer salidas a ciertos individuos podría ser determinante en una salida.

Encarecen y dificultan la compra de armas y materiales de represión

Al no disponer de posibilidades de endeudamiento o de acceder a fondos, la compra de material bélico y represivo se hará difícil y hasta imposible, disminuyendo las posibilidades y el alcance de una represión masiva como la que tomó lugar entre los meses de abril a julio del presente año.

La represión sin duda fue uno de los factores que más afectó al pueblo en su calidad de vida, soportando las acciones inconstitucionales del gobierno, apresando a quienes ejercieron su derecho a la protesta y evitando una salida a las calamidades que vive el país.

Loading...

Lo que realmente ha afectado y empobrecido, afectará y empobrecerá aún más a la gran mayoría de los habitantes de Venezuela son las pésimas políticas y la corrupción de los últimos 19 años, el control de cambio, la gestión de Pdvsa, el ataque al sector privado, las expropiaciones, la ley de precios justos, y todos los mecanismos de control y de represión al desenvolvimiento de las personas. Todo esto nos han dejado en la más cruel de las miserias.

Por otro lado, un grupo de no más de 20 mil personas se ha enriquecido en forma grotesca pisoteando a la población gracias a su poder político y las sanciones de Trump son contra ellos. Ahora que no vengan los “analistas” de siempre a defender lo indefendible.



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario