Apoya el feminismo, la igualdad significa más y mejor sexo

igualdad-de-generos

Una razón más para apoyar el desarrollo de las mujeres y la igualdad de oportunidades para cada género es que, si se logra esto, entonces podrás tener más sexo con el añadido de que el sexo estará menos envuelto de un juego de poder en el que tienes que hacer méritos enormes o intercambiar algo para obtenerlo.

En el estudio Sexual Economics: A Research-Based Theory of Sexual Interactions, or Why the Man Buys Dinner, realizado por científicos de la Universidad Estatal de Florida, se descubrió que las personas que viven en países con mayor igualdad de género tiene más sexo. En 37 países fueron aquellos en los que las mujeres tenían mayores oportunidades de trabajo y mayores ingresos en los que se tiene más sexo causal, más parejas sexuales por persona, una edad más joven en promedio para perder la virginidad y mayor aprobación del sexo premarital.

La razón, según el autor del estudio, Roy Baumeister, tiene que ver con la economía de las mujeres. “Si las mujeres no tienen muchas oportunidades para hacer dinero por sí solas,  tienen que valorar el sexo lo más alto posible. Cuando las mujeres no tienen otras oportunidades, el sexo es una de sus ofertas principales”, lo cual, según Baumeister, hace que algunas mujeres restrinjan el sexo como moneda de cambio, lo que hace que en algunos países “los hombre hagan un compromiso vitalicio de mantenerlas para obtener sexo”.

Aunque esto es una simplificación reduccionista de un tema un poco más complejo, algo tiene algo de razón: para una mujer en Suecia o en Alemania, por ejemplo, tener sexo con alguien que apenas conoce y no sabe —o no le importa— qué le dará en un futuro es más común que en El Salvador o en Irán, ya que se arriesgan menos al escarnio de la sociedad y de su familia. Pero también hay otro factor a considerar: en algunos países con relativa igualdad de género —al menos económicamente— existe un bombardeo mediático que hace que la sexualidad se vea comprometida, forzada por la presión social enajenante, lo cual hace que tampoco se ejerza libremente.

También es posible que, como suele suceder en sondeos donde las personas dan a conocer su comportamiento sexual, haya un sesgo. Los países donde existe una menor igualdad de géneros tienen también muchas veces prohibiciones o sanciones sociales para las personas que tienen sexo premarital y no está bien visto contar la vida sexual de manera pública. Así que tal vez en estos países el sexo sucede de manera secreta. De cualquier forma la igualdad de oportunidades para los géneros, respetando las particularidades de cada sexo, es algo altamente deseable. Es sano como es sana una sexualidad sin tantas inhibiciones y mercantilismo.

[Pijamasurf]

Contenido Relacionado