¿No puedes tener orgasmos? Conoce las razones y cómo solucionarlo

Según los sexólogos, la anorgasmia es la segunda queja sexual entre las mujeres. Es un hecho que las mujeres pueden llegar a tener más dificultad que los hombres para conseguir el orgasmo. Según los últimos estudios, en el 90% de los casos en que un hombre eyacula, también disfruta de un orgasmo. No ocurre lo mismo en las mujeres. Parece ser que tan sólo una de cada tres féminas alcanza el orgasmo sin dificultad. Algunas de ellas, no han logrado el clímax ni en una relación de pareja en toda su vida sexual. Según indican los estudios sobre la sexualidad alrededor de un 15% de las mujeres no experimentan el máximo placer ni durante la masturbación.

anorgasmia-que-necesitas-saber-L-5UnZYG

¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia es la ausencia del orgasmo tras una fase de excitación normal producida a través de una estimulación que pueda considerarse adecuada en intensidad, duración y tipo. Por tanto, hay que partir de la base que esta disfunción sexual sólo puede probarse en tanto y cuando, la mujer no tenga orgasmos, tanto en las relaciones sexuales con una pareja como en la masturbación. Esta definición marca los diferentes tipos de anorgasmia. Así, por una parte está la anorgasmia primaria,que la sufren las mujeres que nunca han obtenido el orgasmo ni a través del coito ni por masturbación y, por otra parte, está la anorgasmia secundaria, que la sufren las mujeres que, tras una época de haber tenido orgasmos con normalidad, deja de experimentarlos de forma sistemática.

Causas de la anorgasmia

Una de las causas de la anorgasmia puede ser por razones orgánicas. Un traumatismo, enfermedad en ciertos músculos de la zona genital puede provocarla. Pero no es lo común. Tan sólo el 5% de las mujeres que sufren anorgasmia se achaca a razones orgánicas.

Las causas psicológicas son las más frecuentes. Dudar de la pareja, el temor a ser abandonada, sentimiento de culpabilidad sexual… y un sin fin de motivos pueden ser los que produzcan que la mujer se niegue al orgasmo. También puede ser por motivos sociales, educacionales o simplemente por un miedo a perder el control de la situación. En todo caso, las relaciones sexuales no son plenas y pueden llegar a una frustración que, en cualquiera de los casos, es conveniente compartir con tu pareja y con un especialista.

Tratamiento

Si la anorgasmia puede considerarse un gran problema, la solución está presente.
Más del 95% de las mujeres que se someten a un tratamiento lo finalizan de una manera exitosa. No hay nada mejor como ponerse en manos de un especialista.

A continuación algunos tips que pueden ayudarte:

Conocimiento del cuerpo

En primer lugar, alcanzar el orgasmo  depende del conocimiento que la mujer  tenga de su cuerpo y de la habilidad que haya desarrollado para excitarse sexualmente. El orgasmo  puede ser inducido por estimulación erótica genital y no genital. Hay mujeres que pueden orgasmar por caricias en los pechos. Otras refieren orgasmos durante el sueño. Toda la zona del clítoris y la pared anterior de la vagina son zonas de alta excitabilidad.

Condiciones adecuadas

La excitación sexual está influida por el estado físico: cansancio, enfermedad, convalecencia; el estado de ánimo: fatiga, distracción, enfado, preocupaciones; y otros factores de indudable importancia como son los niveles hormonales, la toma de anticonceptivos, la edad, o el uso de fármacos. También la situación concreta determina la capacidad de sentir placer.

Autoestima y autoconcepto

Es importante la capacidad para sentirse cómoda con una misma. Un gran número de mujeres  se sienten insatisfechas con alguna parte de su cuerpo y con frecuencia esas preocupaciones influyen en la manera de encontrarse con ellas mismas, en general y en cuanto seres sexuales, en particular. Aprender a entenderse y a tener influencia sobre el propio cuerpo permite empezar a disfrutar del sexo por el cúmulo de experiencias sensoriales y emocionales que puede proporcionar. Esto implica hacerse una misma responsable de su propia sexualidad.

Aprender a tener orgasmos

El crecimiento sexual y el cultivo de una forma de expresión sexual más placentera, con pareja  o sin ella, tienen que empezar por el conocimiento de una misma.

El tratamiento del orgasmo  va encaminado a intervenir en las causas que mantienen la dificultad orgásmica. Buena parte de las anorgasmias tienen que ver con el desconocimiento del cuerpo y la falta de habilidad de la mujer  para estimularse, por lo que la masturbación directa resulta muy efectiva para el tratamiento.

La mayoría de las mujeres  que no orgasman no suelen presentar otros problemas sexuales y su falta de orgasmo  es consecuencia de la escasa o nula educación sexual para el placer. Por eso, la autoayuda facilita que las mujeres  que tienen dificultades o no puedan alcanzar el orgasmo.

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics