1671

¡Bizarro! ¡Imágenes de un cómic XXX Nazi!

Stalags: Holocaust and Pornography in Israel, es el nombre del documental que realizó el israelí Ari Libsker en torno al material XXX que se generó al término de la Segunda Guerra Mundial en Israel.

En la década de 1960, como parte de las secuelas que había dejado el holocausto, se comenzaron a vender unas historietas denominadas “Stalag”, nombre con el que se les conoció a los campos de concentración en la Alemania nazi.

Estos libros se caracterizaron por su contenido erótico-sádico en el que se mostraban a bellas mujeres agentes de la SS (Escuadrón de Defensa Nazi) con pantalones ajustados, botas relucientes y chaquetas entalladas por las que se asoman sus pechos generosos; cuyo placer era torturar a los prisioneros judíos, quienes no poseían un aspecto deplorable, muy por el contrario, se notaban fuertes y vigorosos.

clip_image001

Loading...

Estos libros pornográficos llegaron a ser muy populares en aquellos años entre los hombres israelitas, quienes encontraban las ilustraciones y textos sumamente excitantes. En el portal de ABC, se menciona que las escenas masoquistas plasmadas en los “Stalags” entre presos y nazis, fueron un desahogo de las consecuencias del horror del holocausto, transformadas en fantasías sexuales.

El documental de Libsker, da a conocer, por primera vez, a los creadores de este género, quienes nunca habían revelado su identidad, pero que en este film explican las motivaciones que los llevaron a crear y mantener este fenómeno que impulsaron las editoriales israelíes.

clip_image002

Loading...

En los “Stalags”, como ya se mencionó, se describían actos sadomasoquistas entre voluptuosas mujeres oficiales nazis abusando sexualmente de sus rehenes. Historias que narraban cómo los prisioneros de guerra, entre ellos soldados estadounidenses e ingleses, eran sometidos por estas diosas de raza aria, para hacer su voluntad sexual.

En Stalags: Holocaust and Pornography in Israel, se entrevista a algunos de los seguidores de estos libros, quienes aseguran que al leer y observar las imágenes con gran carga emocional bélica, les provoca una “gran estimulación sexual”.

clip_image003

“Cuando leí la descripción del héroe en la cama con todas sus amantes, en Stalags 217, quería ser él, quería estar ahí, con esas guardias, esa oficial, quería acostarme con ella y sentirla como mujer…”, es una de las declaraciones de uno de los coleccionista de los “Stalags”.

A principios de los años 60, estos libros era la única literatura pornográfica que existía, por lo que la mayoría de los hombres israelitas, aprendieron a masturbarse con ellos, imaginándose con esas mujeres nazis bellas, fuertes y deseosas.

clip_image004

Sus fantasías sexuales tenían que tener como elementos, mujeres alemanas, violencia y víctimas.

Se relata en el documental, que los lectores creían que esas historias eran hechos verdaderos, escritos por los mismos protagonistas; sin embargo, con el paso del tiempo se supo que las traducciones eran falsas, que tanto el escritor y el traductor eran la misma persona, eran judíos.

clip_image005

Loading...

Los “Stalags” eran creaciones 100 por ciento israelíes, aunque las portadas eran tomadas de revistas norteamericanas; mientras que los autores utilizaban seudónimos para no ser descubiertos.

La popularidad de los “Stalags” declinó cuando se llevó un juicio en contra de los autores de esta literatura, acusados de distribuir pornografía antisemita. Después de ello, estos libros se convirtieron en objeto de colección y pocos tuvieron acceso a ellos.

El documental Stalags: Holocaust and Pornography in Israel, fue realizado en el 2008, tiene una duración de 63 minutos y antes de ser exhibido en salas de cine europeo y alemán, se proyectó en festivales internacionales como el HotDocs de Toronto, Canadá y el Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, Argentina, además de países como Estados Unidos e Israel.

A finales del 2010, el documental fue visto en Alemania: “No es un ejercicio para curiosos o que pretenda despertar el ‘morbo’. Es un trabajo serio, documentado y apuntalado en mucho material de archivo y horas de entrevistas, no sólo correspondiente a los cómics o al tema de la pornografía”, indicó Iris Praefke,  responsable de la distribuidora Moviemento, en Berlín.

clip_image006



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...




Deje un comentario