109

“3 años después, la tragedia de Clarines tuvo un solo responsable” por @angelarellano

Han pasado 1095 días desde que la coalición entre una gandola de láminas de acero, y un transporte de cilindros con gas cloro, dejara 14 fallecidos y 84 afectados con enfermedades respiratorias en la población de Clarines, municipio Bruzual.

Tres años después, la realidad es similar: no existe un plan de contingencia ante un accidente de estas proporciones en la zona oeste del estado Anzoátegui, los familiares de las víctimas no fueron indemnizadas por las empresas en cuestión y el Hospital Tipo 1 “doctor Antonio José Rondón Lugo” de Clarines, sigue en las mismas condiciones de precariedad y abandono.

La única persona tras las rejas por este importante incidente que conmocionó al estado Anzoátegui y al resto de la comunidad nacional el 16 de septiembre de 2009, es el señor Iván Espina, conductor del camión marca Iveco color blanco placa 79U MBC, perteneciente a la empresa Etotrans C.A. prestadora de servicios de la estatal Pequiven, la cual produce los cilindros de gas cloro.

Espina permanece recluido bajo los cargos de homicidio intencional a título de dolo eventual, lesiones graves, menos graves y leves, previstos en el Código Penal, en el calabozo de la Policía Municipal de Peñalver, ubicado en Puerto Píritu. Al expediente número BP-01 2009 5281, en el cual se sustenta su caso, se anexó el agravante de intento de fuga y recientemente el de omisión por auxilio. Su abogado, Juan Bautista Rodríguez, expone que son elementos cuya finalidad es retrasar la conclusión del juicio por su falta de coherencia legal y de pruebas.

150 testigos han sido promovidos para participar en el enriquecimiento del caso, dentro de los cuales destacan 18 que aún no han compadecido, tres años después, ante el juez Francisco Cabrera,  siendo dos de ellos trabajadores de Pequiven y otros dos del Ministerio del Ambiente.

Rodríguez alega que su defendido cumplió con el procedimiento correspondiente a los choferes con carga peligrosa de acuerdo a la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Locymat) y las normas Covenin. Igualmente, afirmó que el transporte pesado de la empresa Etotrans C.A. cumplía con todos los requisitos para transitar ese 16 de septiembre de 2009 a las 8:05pm por vías nacionales.
Familiares y allegados de Espina esperan una resolución del caso puesto que tres años después no hay un punto final en este suceso ocurrido en el oeste de Anzoátegui.
 
Nada ha cambiado
Una enfermera del hospital de Clarines cuyo nombre no quiso que fuera publicado, informó que la institución enfrenta un momento crítico en cuanto a la falta de dotación y escaso mantenimiento a los equipos de nosocomio. “No sirve la única ambulancia que tenemos, no hay alcohol, se robaron el nebulizador y la obra de ampliación del hospital, así como el quirófano no han sido concluidos desde hace más de 10 años”. 
 
Fallecidos el 16/29/2009: Manuel Chávez Ayala,  Weiber Castellano, Aura Arismendi, María Esther Martínez, Elis Rafael Canelón, Freddy Ramón Sojo, José Daniel Ávila, Freddy José Morales, José Plascencia, Armando José Medina, Ronald Piñango Méndez, Miguel Ángel Sotillo, Iberay Villalobos y Justa Rufina De Achiques.
84 personas continúan afectadas con problemas respiratorios y en la piel, secuelas de la inhalación del gas cloro.
3 cilindros de 500 kg de gas cloro, de un total de 18, fueron los causantes de la tragedia en Clarines

 

Por: Ángel Arellano / @angelarellano


Si desea que publiquemos su artículo de opinión envíelo a [email protected] con su nombre, apellido, correo electrónico y direcciones de redes sociales si las tiene.


Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario