188

La actriz venezolana Marjorie Magri habla de su rol como villana

Después de conseguir el anhelado papel co-protagónico en la telenovela “Las Bandidas”, que tomó la pantalla de Televen durante 2013, Marjorie Magri regresa a la televisión venezolana interpretando por primera vez el papel de villana en la telenovela “Virgen de la Calle”.

Magri001

La actriz toma la piel de Desiree Rojas, una mujer calculadora, llena de frustraciones, con un matrimonio en decline y con una ambición desmedida, que deja a un lado los sentimientos con tal de obtener lo que quiere por el camino más fácil.

En cuanto a la preparación de su personaje, la histrión revela que para ella ha sido una experiencia totalmente nueva y un reto. “En un principio pensé que interpretar una villana era mucho más sencillo y realmente no es así porque no se trata solamente de subir una ceja y poner cara de mala; una villana también es humana, tiene un talón de Aquiles, algo que le mueva las fibras de bondad, de tristeza”, afirma convencida.

En medio de tantas maldades… ¿Cuál es el lado bueno de Desiree?

-Desiree es una mujer frígida, ese es su principal problema. Es una mujer que no siente absolutamente nada, una mujer que tiene un matrimonio ya en declive, tiene un vacío muy grande de cariño familia, ella creció sola, viene de ser muy pobre y se dejó quizás llevar por la ambición. Yo no puedo justificar en lo absoluto ninguna de las acciones que toma Desiree porque ella quiere obtener todo por el camino más fácil, que realmente terminó siendo el camino más difícil para ella.

¿Viste la versión anterior de la novela?

-Yo la vi estando muy pequeña y la verdad es que recuerdo muy poco de la primera versión, pero en su momento fue un boom. Fue una novela súper exitosa con actores súper talentosos. En esta ocasión preferí no ver nada de la novela anterior para no llenarme de ninguna referencia y poder yo tener mi propia visión de cada uno de los personajes y en especial del mío.

¿Existió una villana para inspirarte y darle vida a Desiree?

-Barbara Mori en su rol de la mala en “Descarada Rubí”, ella era una villana totalmente humana y me gustó mucho como la interpretó.

¿Te costó adaptarte al rol de villana?

-Ha sido  una experiencia totalmente nueva y un reto porque uno por lo general toma sentimientos y experiencias propias para darle vida a los personajes, o cosas que observas de la gente que tienes alrededor y yo creo que esa es una de las primeras fuentes de preparación para el actor. Yo en un principio pensé que interpretar una villana era mucho más sencillo y realmente no es así porque no se trata solamente de subir una ceja y poner cara de mala, una villana pues también es humana, también tiene un talón de Aquiles, también tiene que tener algo que le mueva las fibras de bondad, de tristeza. Desiree particularmente es una mujer repleta de frustraciones, de tristezas, con un vacío enorme como mujer y experimenta sentimientos y acciones que yo como persona desconozco en absoluto, una ambición desmedida, es muy mala, es cizañera, es tramposa, realmente no quiere a nadie, yo no diría ni siquiera que a sí misma porque yo creo que una persona que se quiere a sí misma no haría todo lo que hace Desiree. Al principio me sentí un poco confundida pero gracias a Dios tuve consejeros maravillosos y directores que me ayudaron en todo momento; un libreto muy bien escrito y poco a poco la construcción del personaje se fue haciendo cada vez más sencilla, hasta que ya logré encontrarle la caída y creo que pude darle ese toque de maldad sin caricaturizar el personaje sino hacerlo creíble, dar a entender que es un ser humano como cualquier otro simplemente con experiencias de vida que la han llevado a ser lo que es.

¿Cómo ha sido el feedback de los televidentes con la novela y contigo?

Loading...

-Muy buena. Gracias a Dios la novela ha gustado mucho y mi personaje también. Tenemos pocas semanas al aire y la receptividad es increíble. Pese a los momentos coyunturales que estamos viviendo, la gente se ha visto muy conectada con la novela y creo que eso es muy positivo.

-¿Qué ganancias, hablando en el aspecto actoral, sientes que te ha dejado Desireé Rojas?

-Un crecimiento más. Subí un escalón más. Creo que cada reto te deja una experiencia positiva, porque como actor te nutres del personaje y de tus compañeros. Desiree me dio la oportunidad de experimentar una faceta de mí que no conocía y por ende encontrar las herramientas de trabajo que me van  a servir para el resto de mi carrera; encontrar los matices, descubrir sentimientos que desconocía, entonces creo que uno tiene como una cajita de herramientas y allí las vas guardando y eso es lo que te hace crecer como actor y cada día poderle dar más credibilidad a cada uno de los personajes que intérpretes. Desiree definitivamente ha sido una experiencia increíble, yo jamás pensé que podría disfrutar tanto un personaje de villana, la sufrí, sentí mucho dolor y mucha lástima en algún momento por el personaje, cosa que es muy buena, que como actor puedas conectarte de esa forma con el personaje.

Todos tenemos un lado bueno y un lado malo ¿Cuál es tu lado de villana?

-Bueno creo que definitivamente todos tenemos cosas buenas y cosas malas, nadie es Dios y yo no creo que exista una persona tan mala como Desiree, como lo he dicho ya en varias oportunidades: si existe alguien que sea como Desiree, pobrecita esa persona y pobre del que se llegue a conseguirse con ella. La verdad es que yo soy una persona que trata siempre de hacer el bien, de estar en armonía con el mundo y sobre todo con quienes me rodean. Gracias a Dios tengo personas maravillosas a mi lado que me llenan de amor y de toda la paz que necesito en mi vida. En cuanto a mis defectos puedo decir que soy sumamente desesperada, impaciente, me critico muchísimo a mí misma, siempre voy a ver algo en lo que tengo que trabajar muchísimo más y mejorar y trato de estar bien con el mundo para que el mundo pueda estar bien conmigo.

¿Algún personaje que te gustaría interpretar?

-Hasta ahora cada personaje que he interpretado ha sido totalmente nuevo, pero me gustaría quizás interpretar a una persona con problemas de adicción o con problemas de bipolaridad, sería un reto bastante chévere.

Estás en el medio desde los 14 años, cuándo das una mirada a tu recorrido profesional ¿Qué piensas?

-Siento mucha satisfacción porque lo que he logrado hasta ahora es por muchísimo esfuerzo, yo no llegué paracaidista, tengo muchos años trabajando duro para ganarme lo que he tenido hasta ahora, comencé haciendo cosas muy pequeñas, personajes muy pequeños, preparándome cada día más y gracias a Dios hoy en día estoy viendo los frutos de todo ese esfuerzo, me falta muchísimo más obviamente, pero siento que el recorrido ha sido maravilloso y que ha valido la pena. Con mucha disciplina, mucho empeño y con muchas ganas de seguir creciendo y de mejorar cada día en lo que hago y en lo que soy como persona, como mujer, como profesional.

¿Cuáles son tus próximas metas en el campo de la actuación?

-Hay algunas propuestas por allí, todavía no se ha decidido nada, pero espero seguir trabajando, seguir creciendo y seguir preparándome. Pronto estaré activándome otra vez con la parte actoral, pero por los momentos estoy descansando y ya pronto tendrán noticias, lo que pasa es que no se puede decir nada hasta que ya esté todo listo (risas).

Y qué te falta por hacer…

-Un pendiente en mi vida sería ser esposa y madre, creo que es la tarea más importante que pueda existir en la vida, que llega en el momento en el que tiene que llegar, pero para mí es una prioridad.

Magri002

[Fuente: Prensa Televen / Christian Ojeda Cataldi]



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario