Jennifer Aniston se reinventa como actriz y apunta a ganar un Oscar

¿Podría convertirse Jennifer Aniston en la versión femenina de Matthew McConaughey? ¿Está en camino de protagonizar una reinvención similar? A juzgar por las entusiastas críticas que genera su papel en el drama con gotas de comedia negra «Cake», todo apunta a que, al igual que el actor texano, la actriz que se dio a conocer por su papel de Rachel en la serie «Friends», ha decidido dar un giro a su carrera. Tanto, que suena ya como candidata al Oscar.

jennifer-aniston-cake--644x362

«Cake» comenzó a hacer ruido en el pasado Festival de Toronto. En concreto, su protagonista, una Jennifer Aniston difícilmente reconocible,desmejorada y demacrada, con el rostro marcado (por obra y gracia del maquillaje, obviamente). Su personaje, Claire, acude a un grupo de apoyo para personas con dolor crónico, fruto de una tragedia del pasado. En ese grupo descubre una historia que le fascina: la de una mujer que acaba de suicidarse; Claire inicia una relación con el marido de la difunta (interpretado por Sam Worthington) mientras afloran a la superficie sus propios problemas.

«Sabíamos que teníamos que ir a por Jennifer Aniston», explica el director Daniel Barnz, en palabras que recoge Deadline. «Era la elección no obvia más obvia. Tiene muchísimo talento pero nunca habíamos visto el abanico completo de sus aptitudes para la comedia y el drama comprimidas en un solo personaje».

Hasta ahora la carrera de Aniston, iniciada con el éxito fulgurante y sostenido durante una década de «Friends», se había circunscrito básicamente a las comedias. Películas donde no iba más allá de mostrar la vis cómica que había trabajado durante su etapa en televisión. Papeles no demasiado exigentes ni complejos. Ejemplos de este tipo los encontramos en filmes como «Y entonces llegó ella», «Como Dios» o «Una pareja de tres».

¿Candidata al Oscar?

«Cake», coinciden los medios especializados estadounidenses, es el tipo de trabajo que puede suponer un antes y un después en la carrera de Aniston. Hasta el punto (palabras mayores) de situarla entre las actrices con opciones para llevarse el Oscar. Quizás no figura entre las favoritas, pero el hecho de que aparezca en una lista asociada a los grandes premios de Hollywood ya resulta, de por sí, tremendamente llamativo.

IndieWire, en sus previsiones para la categoría de mejor actriz, la sitúa en un segundo escalón junto a intérpretes como Marion Cotillard y Anne Hathaway, ganadoras ambas de la estatuilla dorada. Por delante, con más papeletas, Julianne Moore, Reese Witherspoon, Rosamund Pike y Felicity Jones. Si finalmente Aniston consigue una nominación, cerrará unas cuantas bocas. En McConaughey tiene un buen espejo en el que mirarse.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado