La peculiar historia de la jubilación de un videojugador que gana un millón de dólares al año

El sueño de todo amante de los videojuegos sería pasar horas y horas jugando y, para colmo, cobrar por ello. Quizá eso no ha sido suficiente para que Wei Han-Dong, jugador profesional de videojuego del equipo chino de deportes electrónicos (eSports, en inglés), haya decidido terminar su carrera a sus 22 años.

Como si se tratara de un deportista profesional cuya trayectoria suele tener un final, este videojugador ha anunciado que se jubila de su trabajo, que ha llegado a ganar unos 800.000 dólares (638.000 euros) anualmente para poder vivir de manera más tranquila y fácil. A diferencia de ellos, claro está, Han-dong ha decidido colgar su ratón y teclado en lugar de las botas, como suele decirse.

han--644x362

Wi Hand-Dong, en una imagen extraída durante una competición

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

En una entrevista concedida a la revista asiática «Portait», Han-Dong, jugador de «League of Legends» y miembro del equipo chino World Elite, ha recalado su decisión. Comenzó en 2011 cobrando casi 500 dólares al mes.

En menos de tres años y después de conseguir el campeonato IPL 5 su sueldo se incrementó progresivamente hasta los 3.271 euros. Y ha sido a raíz de su retirada (agosto de 2014), se trasladó a las retransmisiones vía «streaming» gracias a un contrato con la plataforma ZhanQicuando ha conseguido que esta cifra llegue hasta los 640.000 euros. Sus partidas llegan en ocasiones a más de cien mil espectadores, lo que demuestra el cariz que está cobrando las plataformas de videojuegos en «streaming» tales como Twitch, por el que ha pagado Amazon unos 970 millones de euros.

El contrato de Han-Dong, conocido en este ámbito por su apodo CaoMei, le obligaba a entrenar durante gran parte del día a excepción de las horas de sueño y los momentos para comer. En los últimos meses dormía unas cuatro horas diarias. «El entrenamiento fue tan duro que solo podía decirle buenas noches a mi novia cada día», asegura.

Ahora, sus retransmisiones en «streaming» son más relajadas, ya que este trabajo le permite jugar y comentar la jugada. «No hay presión psicológica», explica. Para colmo, este jugador solo «trabaja» una media de 90 horas mensuales. El «streaming» es actualmente una de las grandes tendencias del mundo del entretenimiento. La industria del juego ingresa unos 66 mil millones de euros y los eSports es una competición en alza.

Fuente [Abc.es]

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado