Primera Cumbre Iberoamericana de Felipe VI arranca en México en plena crisis por desaparecidos

Con las sensibles ausencias de las presidentas de Argentina y Brasil, la XXIV Cumbre Iberoamericana arranca este lunes en Veracruz, este de México, en medio de la crisis del país anfitrión por la probable masacre de los 43 estudiantes desaparecidos.

Con ese dramático caso planeando sobre este encuentro de dos días y con la duda sobre la llegada del presidente cubano, Raúl Castro, la primera Cumbre Iberoamericana de Felipe de Borbón como rey de España también marcará el inicio de su celebración bianual.

cumbre mexico

La pérdida de influencia de esta cita nacida por iniciativa de Madrid en 1991 frente a nuevos foros latinoamericanos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) o la Alianza del Pacífico quedó patente el año pasado en la cumbre de Panamá, donde sólo acudió la mitad de los 22 jefes de Estado invitados.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

En esta edición, que España ha querido repotenciar bajo su nuevo rey erigido en junio, participarán los mandatarios de Colombia, Chile y Perú –importantes socios comerciales de México–, Ecuador, Uruguay, Portugal y los principales mandatarios centroamericanos, entre otros.

No estarán en el puerto de Veracruz (400 km al este de Ciudad de México) la argentina Cristina Fernández, por razones de salud, y la brasileña Dilma Rousseff, por agenda, aunque ambas estuvieron en la cumbre de Unasur de jueves y viernes.

Por el momento sigue sin saberse si acudirán el venezolano Nicolás Maduro, el boliviano Evo Morales, el nicaragüense Daniel Ortega y el cubano Raúl Castro, quien no ha participado en una cumbre iberoamericana desde que asumió la presidencia en 2008 y cuya presencia en Veracruz fue muy buscada por México y España.

Presentar un ambicioso plan de movilidad universitaria será uno de los principales objetivos de esta cumbre mexicana que se centrará en la educación, la cultura y la innovación.

Los trabajos arrancaron en la mañana del lunes con una reunión de cancilleres a puerta cerrada en la que se discutió sobre la refundación de este foro, informó el ministerio de Relaciones Exteriores mexicano.

En este encuentro, la nueva secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, que relevó en abril a Enrique Iglesias, presentó un informe sobre los trabajos realizados por su organismo durante este año para renovar el mecanismo, dijo la cancillería mexicana sin dar más detalles.

La inauguración oficial de la cumbre está prevista para las 16H10 locales (22H10 GMT), seguida de una primera reunión sobre los temas de educación y cultura y una cena de honor a las 20H15 locales (02H15 GMT).

Aunque no está entre los temas de la agenda, alrededor de la cumbre planea la indignación y crisis política en México por el crimen de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre en Iguala (sur), probablemente masacrados por narcotraficantes y policías corruptos.

El domingo, el presidente Enrique Peña Nieto fue el primero en mencionar el caso al expresar en un foro empresarial previo a la cumbre sus condolencias a los familiares de Alexander Mora, el primero de los 43 estudiantes en ser identificado a través del análisis de sus restos mortales.

Con su imagen internacional dañada por ese terrible crimen, el gobierno de la segunda economía de América Latina se ha esforzado en lograr una gran presencia de mandatarios que le den un espaldarazo en la cumbre, donde el temor a nuevas protestas hizo blindar la seguridad en Veracruz.

El presidente de Uruguay, José Mujica, tuvo un roce diplomático con México hace dos semanas por hablar sobre la “especie de Estado fallido” que parece el país a raíz del crimen, aunque retiró rápidamente el comentario y en los dos días que lleva ahora en el país no volvió a mencionarlo.

Más allá de la violencia, la Cumbre Iberoamericana tampoco pasará por alto que el crecimiento de América Latina, que parecía inmune a la crisis que estalló en 2008, se está desacelerando.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha pronosticado que en 2014 la región crecerá sólo un 1,1%, el valor más bajo en cinco años, por una caída en la inversión y un bajo desempeño de sus principales economías.

“Es cierto que hoy vemos incertidumbres pero, si se sortean y superan con coraje y decisiones, esta región será claramente un motor de la recuperación económica mundial”, vaticinó el domingo el rey Felipe VI al hacer votos para que, en este difícil contexto, se estrechen “aún más” las relaciones iberoamericanas.

Esta cumbre reúne a 22 países que congregan a 650 millones de personas, cerca del 10% de la población mundial, con un Producto Interno Bruto (PIB) que en conjunto equivaldría a la tercera economía global, según datos del gobierno mexicano.

Fuente [Noticias.terra.com.pe]

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado