Gamers: “Motorcycle Club”: la velocidad, mejor en grupo

Son pequeñas las sorpresas que llegan de vez en cuando al otro lado de las grandes distribuidoras. De vez en cuando surgen títulos muy imaginativos y diferentes que rompen con lo establecido. Aunque no es el caso de «Motorcycle Club», este título de conducción de motocicletas aporta una visión original embrutecida sobre una jugabilidad tipo arcade en donde el objetivo, además de acelerar antes y mejor que nadie se premia la destreza en distintos juegos aleatorios como saltos, zigzag, acrobacias y demás.

videojuego

Desarrollado por Kylotonn Games, este videojuego modesto y sin grandes pretensiones garantiza horas de juego. Aunque claro está que las motos no llaman tanto la atención como los coches, las dos ruedas ofrecen distintos privilegios como mayor inestabilidad y adelantamientos más rápidos. Ante la escasez de títulos de motos, esta propuesta viene a intentar cambiar las cosas.

La conducción, muy arcade, evita por completo la simulación. No hay impactantes salidas de pista, roturas de motor, coches inevitables que nos mandan al carajo. Pero es lo de menos, puesto que sobre el terreno hay que hacerlo mejor que nadie. Por esta razón, ofrece la posibilidad de alternar los estilos de moto (roadster, Custom y SuperBike) para adecuarse a las circunstancias de la pista. Y hay que tenerlo muy presente puesto que es posible que nos ralentice y perdamos velocidad.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

Así, nos encontramos con curvas muy pronunciadas pero, acto seguido, irregularidades en el asfalto que nos obligará a apoyarnos en otra máquina más preparada que una de carretera. Perderemos velocidad pero ganamos en estabilidad y maniobrabilidad. Esos cambios se hacen rápida y fácilmente desde un botón. Aquí se puede elegir máquinas de22 modelos distintos, tales como una Kawasaki Ninja 300, una Honda VT 1300, una KTM 1190 RC8R, una Suzuki GSXR 1000 o una Yamaha YZF, aunque se echan de menos algunos modelos en la categoría custom comoo Harley Davidson. Conforme avanzamos, hay opción de comprar nuevas motos dependiendo de las habilidades de cada miembro y de los puntos obtenidos en cada carrera, que permite desbloquear nuevos modelos.

Cuenta con un «Modo Carrera» en el que se puede crear y gestionar tu propio club de motos y competir contra nueve clubes distintos a lo largo de veinte pistas diferentes. Por supuesto, se puede personalizar el atuendo de cada equipo con colores distintivos. Otro modo de juego es el denominado «Todos contra todos», que permite conectarse en un entorno multijugador en donde se competirá hasta un máximo de cuatro jugadores y doce motos. También ofrece un modo de tres contra tres bautizado como «Duelo entre clubes».

La calidad gráfica, aunque decente, no está al mismo nivel que las producciones de deportivos, pero en ningún momento uno se siente que pierde la conexión con la actualidad. Los modelos, bien reproducidos, tampoco supone un punto de inflexión en la industria. Uno de los aspectos que llaman la atención es la falta de un modo en pantalla dividida, que le daría más posibilidades, que unido a una mediocre Inteligencia Artificial muy poco realista y la escasez de jugadores desluce esta propuesta.

Fuente [Abc.es]

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado