Mafias captan a adolescentes españolas en los colegios para prostituirlas

La última operación en Murcia, con 400 mujeres identificadas, de las que 12 son menores, destapa una «realidad» paralela: jóvenes de clase media con dificultades económicas quieren mantener su tren de vida y son manipuladas para un negocio muy lucrativo.

El aviso policial, para el navegante que quiera escucharlo, es meridianiamente claro: «Cuidado con las mafias que mueven la prostitución en España porque han rebajado la edad de las mujeres a las que captan y cada vez son más jóvenes». La advertencia se dirige directamente a los padres, para que se mantengan ojo avizor, sobre todo los de clase media con algún problema económico o en un momento de travesía intrincada como ocurre a cientos de personas en tiempos de desempleo.

prostitucion madrid

La recomendación de controlar el modo de relacionarse de los hijos y mantener un control perenne no es nueva. Y tampoco corresponde a altos mandos policiales; sin embargo, en esta ocasión, no puede pasarse por alto la «realidad» que vienen observando desde hace algún tiempo y que ha destapado el último golpe a las mafias de prostitución en Murcia. Es ésta la «zona cero» de la que parte la operación que ha acabado con 29 detenidos, pero tiene mucha más enjundia detrás, según fuentes de la propia investigación.

El golpe en Murcia, que motivó el arresto también de tres «mamis» dueñas de casas de masajes donde unas 400 mujeres ofrecían servicios de prostitución, ha sido crucial para arrojar luz a un incipiente método de actuación de las bandas de explotación sexual. En esa cantidad de féminas se identificó a doce menores de edad,cuatro españolas y el resto suramericanas, como informó ABC. En «books» cribados por edades, las «mamis» dispensaban a su variada clientela los servicios de menores de entre 14 y 17 años, y también adultas. Un ejemplo claro de ese proceder, relatado por fuentes de la investigación: «Anciano de 82 años (ha sido detenido). Llama al anuncio de masajes ofertado por una de las madames que ha engañado a una niña de 16 años. “Cógete la que quieras”, exhorta la mami. Cuando termina de ofrecerle el masaje, él le dice a ella: “Niña, no has acabado”. Ella se niega a practicarle la felación. La mami entra en la sala, le muestra los WhatsApp que tiene con ella accediendo al trabajo en contra del criterio de sus padres, la amenaza y ella acaba completando el servicio pensando que de esa sala no saldrá que ha hecho un “par de trabajitos”, porque no se enterará nadie. Ella se va con sus 100 euros en el bolsillo, y la “jefa del negocio” la coacciona a partir de ese momento. Ya la tiene cazada». «Hay niñas que creemos que llevaban algo más de un año atrapadas en esta situación y que no lo denunciaron por miedo y vergüenza a que alguien la llamase “puta”», explican las mismas fuentes contrastadas por ABC.es.

«No dudan en acudir a las discotecas y a los institutos, además de localizarlas en internet»

Tres prestigiosos abogados de bufetes muy respetados en Murcia fueron detenidos. «La moraleja es que en una ciudad pequeña, el vecino de al lado, esa persona reputada y bien vestida que te saluda cada mañana en el portal, puede estar teniendo sexo con tu hija, tu sobrina o una familiar adolescente a la que han engañado. O lucrándose con ellas», advierten las mismas fuentes.

Cambio de registro en las casas de masajes

«Las casas de masajes profesionales ya están cambiando hasta de registro por esta situación: ahora especifican “no sexo” en sus anuncios, porque en el resto, en las ilegales, tienes sexo siempre que quieres y pagues», apuntan las mismas fuentes, lo que revela otro negocio tapado por los ampulosos tentáculos de estos proxenetas.

Lo más preocupante y penoso, siempre según fuentes de toda solvencia, es la forma de captar a personas jóvenes que están desarrollando las bandas organizadas, puesto que además de hacerlo a través de internet, ahora no dudan en acudir a las discotecas y a las puertas de institutos y colegios («mucha atención con esto», interpelan mandos policiales) para ofrecerles un dinero por cuidar ancianos, sacar a pasear a perros o dar masajes. Los padres nunca conocerán por qué tienen dinero fresco en el bolsillo. Y una vez hayan consentido, los mecanismos de extorsión a las jóvenes ya se habrán activado. Cabe recordar que la red de prostitución de Murcia pudo desarticularse a raíz de la denuncia de unos padres ecuatorianos inquietos por la desaparición de su hija de 17 años por más tiempo del habitual. Otra menor de 15 años fue encontrada en el registro de una vivienda cuando terminaba su servicio con un cliente de esta mafia.

Sin embargo, tras conversación mantenida con algunos de los padres de esas 12 chiquillas explotadas sexualmente, todos alegaban que no daban crédito. Se sorprendían enormemente: unos creían que su hija «hacía de canguro»; otros no sabían que llevase un estilo de vida diferente al habitual… ¿Y ellas? La mayoría fueron «engañadas», pero entre los alegatos de las víctimas femeninas, algunas reconocieron hacerlo «por voluntad propia» y por «necesidad de pasta». Entre las menores de edad destacan los argumentos de que quieren mantener el tren de vida que han llevado hasta el momento y que ahora sus progenitores no pueden darles, o que quieren conservar las amistades y el modo de relacionarse al que se han acostumbrado (salir los fines de semana, el gasto de los móviles, la ropa y el ocio, en suma). «Una vez se ha adquirido un estatus, es muy difícil bajarse de él. Y hay gente que está dispuesta a todo por algo de dinero. Por eso, las víctimas potenciales y en riesgo pertenecen al público juvenil-adolescente de clase media, que atraviesa rachas como en este momento está ocurriendo en muchas familias de un cierto nivel, no del estrato inferior de la población. Y tampoco se preguntan qué hace su hija con 50 euros en el bolsillo o cómo mantiene ciertos hábitos, por lo que hay que estar muy pendientes», señalan las mismas fuentes.

En la operación contra esta forma de prostitución más doméstica y artesanal fueron también arrestados cuatro taxistas, a los que enviaban las madames como correos para que no se perdiese por ningún motivo a la niña objeto del servicio sexual. «Al loro que cualquiera, en España y menor, puede estar siendo captada y explotada» por ciertas organizaciones sin ningún escrúpulo, repiten los responsables de la lucha contra el proxenetismo. Alertan: «Vamos a olvidarnos de la imagen de que está ocurriendo a muchos kilómetros de nuestro portal». Es tan real que atemoriza.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado