Poco corazón y poca rebeldía en “Rebel Hearth” el nuevo disco de Madonna

Justo es lo que da a entender el título en lo que muestra sus carencias Madonna. Poco corazón y poca rebeldía. Lo que hay es una loca carrera por seguir el ritmo de los tiempos, cuando antes era ella el que lo marcaba. La electrónica baña el disco de una forma tan moderna que ya suena anticuada.

Madonna--644x362

Y el caso es que empieza bien. «Living For Love» es una especie de espejismo que nos hace creer que nos adentramos en un álbum que nos devuelve a la mejor Madonna. Cierto aire ochentero puesto al día, que quizás sea lo que mejor le sentaría. Pero por detrás viene un disco demasiado largo, con algún momento que nos saca del letargo pero con muchos minutos de autorreivindicación, muchas palabras malsonantes, irreverencia («Holy Water») y referencias sexuales (¿nos interesa tanto su vida sexual?) que a sus 56 años resultarían originales si no fuera porque ya están muy repetidas. Ah, y también hay momentos para la extraña trascendencia, como en «Illuminati».

En definitiva, Madonna toca muchos palos y no se queda con ninguno, como para dar satisfacción al público masivo, que cada uno tenga sus canciones favoritas. Porque es muy diferente ser producido por Avicii que Kanye West, y ambos están aquí. Su caída en los pasados Brit Awards resulta elocuente sobre ese intentar seguir un paso que ya le es esquivo. Aún le queda por descubrir a la Madonna que suene auténticamente a una estrella, a una mujer madura con su propia y arrolladora personalidad, si esa necesidad desesperada por parecer joven y al día. Debería estar por encima de todo ello.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

Fuente [Abc.es]

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado

Related Topics