Un brote de bacterias resistentes a los antibióticos podría matar a unos 80 mil británicos

El Registro Nacional de Emergencias Civiles del Gobierno británico, que recoge amenazas para el país como el terrorismo, los desastres naturales o las crisis industriales, ha añadido a la relación un nuevo reto «particularmente serio»: la resistencia de algunas bacterias y virus ante los tratamientos farmacológicos que hasta ahora los mantenían bajo control sin problemas. Si no se ataja en los laboratorios este nuevo riesgo global, los estudiosos creen que la medicina puede dar un dramático paso atrás y regresar a sus «épocas negras», cuando dolencias que hoy son casi anecdóticas diezmaban a las poblaciones.

bacterias-resistentes-antibioticos22--644x362

Según el informe gubernamental, un brote generalizado de infecciones de la sangre resistentes a los antibióticos podría infectar a unos 200.000 británicos, de los que podrían morir unos 80.000. Sin antibióticos eficaces, hasta una pequeña cirugía rutinaria se convertiría en una operación de alto riesgo. Entre las enfermedades que pueden quedar fuera de control en los próximos veinte años se cita una forma de neumonía, enfermedades de la piel, la tuberculosis, la malaria y el VIH. A escala mundial algunos estudios pronostican diez millones de muertes hasta el 2050 a menos que se desarrollen nuevas drogas eficaces.

El informe lo resume así: «Sin unos antibióticos eficaces, incluso la cirugía menor y las operaciones rutinarias podrían convertirse en procedimientos de alto riesgo, lo que aumentaría la duración de la enfermedad y la mortalidad prematura. Gran parte de la medicina moderna, por ejemplo el trasplante de órganos, la cirugía intestinal y algunos tratamientos contra el cáncer se volverían peligrosos por el riesgo de infección. Además, las pandemias de gripe serían muy graves sin tratamientos efectivos».

La jefa de los servicios médicos ingleses, Sally Davies, ha declarado a la BBC que la creciente ineficacia de algunos fármacos clásicos se ha convertido en «una bomba de tiempo». Aunque viendo la botella medio llena también se podría replicar que el ingenio de los investigadores ha convertido la historia de la medicina en la de un avance constante y exitoso.

En la actualidad, las llamadas «superbacterias hospitalarias» matan a 50.000 personas al año en Europa y Estados Unidos, haciendo bueno el dicho de que ingresar en un hospital es ya de por sí una aventura de riesgo.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado

Related Topics