7 consejos para cocinar para una sola persona

Si planificas y preparas correctamente, descubrirás que cocinarte puede ser un mundo más allá de pizza congelada y sopa de fideos instantáneos.

7 consejos para cocinar para una sola persona

Las personas que viven solas tienen un gran desafío cuando se trata de cocinar de manera saludable. La mayoría de las recetas que encontramos en revistas o en la web están diseñadas para cocinar para 4 o 6 personas, enfrentémoslo, a veces parece demasiado problema cocinar únicamente para ti. Pero, como dice el viejo refrán ‘más vale estar prevenidos’.

1. Mantén tu despensa y congelador bien surtido.

Debes tener a la mano los ingredientes necesarios y saludables. Tu stock en el congelador debe contemplar; paquete con piezas individuales de verduras y frutas congeladas (para que puedas utilizar sólo lo necesario), camarón y pechugas de pollo individuales. Puedes preparar algo en poco tiempo si cuentas con tallarines integrales, frijoles enlatados, salsa de tomate, atún y salmón en la despensa. También es de utilidad tener diversos aderezos y condimentos. Una buena opción es preparar sopa: cocina unos fideos de trigo y añade un puñado de espinacas congeladas con algunos camarones, cuando todo esté hirviendo agrega un poco de aceite de sésamo y una pizca de jengibre y pimienta blanca ¡delicioso!

2. Utilizar los excedentes de comida para crear nuevos platillos.

Tal vez amas los macarrones con queso, pero si haces una gran porción, es posible que no quiera comer eso todas las noches durante una semana. Por supuesto, puedes poner porciones individuales en el congelador, para aquellas noches en las que no quieres cocinar. Una buena idea es que cada alimento que cocines tenga una doble función. Si estás asando pollo, puedes hacer un poco más y añadirlo a la pasta de mañana. Si va a cocinar un poco de pescado, haz lo suficiente para agregar en unas tortillas de maíz con salsa y cenar tacos de pescado.

3. Comida del desayuno para la cena.

No hay alguna regla que diga que tienes que comer determinados alimentos en la cena o en el desayuno. No hay nada malo en cenar un omelette de verduras, o en desayunar algo de pollo de la noche anterior.

4. Platos individuales de comida.

En algunos lugares venden platillos individuales con sopas, guisos y estofados que incluyen proteínas y verduras todo en un plato. De esa forma, tienes una comida balanceada de un plato fuerte y dos guarniciones, sin tener que cocinar tres elementos por separado.

5. Planifica para aprovechar los alimentos y no perderlos.

Planifica tus comidas para poder hacer un mejor uso de los artículos perecederos, como verduras. No puedes comprar la mitad de una lechuga, pero puedes romper las hojas, lavarlas y luego envolverlas en una toalla y almacenar en el refrigerador donde podrán permanecer frescas de 4 a 5 días. Si no puedes encontrar un paquete con porciones pequeñas de espárragos, puedes cocinarlo todo en la parrilla y utilizar la mitad como guarnición en una cena y echar el resto en una ensalada para el día siguiente.

6. Organizar una cena o comida para compartir.

Si conoces a otras personas que tienen el mismo dilema que tu de ” cocinar para uno “, podrían cocinar juntos. Otra opción es que cada uno traiga algo diferente y de esta forma obtendrán más variedad. De igual forma puede ser más divertido que comer solo.

7. Ajusta las recetas.

La mayoría de las recetas son para de 4 a 6 personas, pero tú puedes calcular las porciones y ajustar de acuerdo a las cantidades deseadas. También existen muchos libros de cocina dirigidos a solteros.
Algunas personas piensan que si ya se van a tomar la molestia de cocinar más vale hacer grandes cantidades y congelar las sobras pero esto puede resultar muy peligroso.

Fuente: [terra.com.mx]

Contenido Relacionado