¿Qué significa para Estados Unidos y Cuba la próxima visita del presidente Obama a la isla?

Después de casi un siglo, un presidente activo de los Estados Unidos visitará Cuba, así lo anunció Barack Obama, quien confirmó su visita a la isla caribeña para el próximo 21 y 22 de marzo. Es la primera visita de un mandatario estadounidense desde enero de 1928, cuando Calvin Coolidge hizo lo propio.

obama y raúl

Derechos Humanos entre Estados Unidos y Cuba

El Secretario de Estado, John Kerry, anunció en rueda de prensa un posible viaje previo a Cuba, en una o dos semanas, a fin de preparar la visita del presidente Obama y dialogar sobre los temas a insertar en la agenda. Kerry dijo al Comité de Relaciones Exteriores del Congreso que uno de los temas a tratar es el de los Derechos Humanos, a lo que el Gobierno cubano respondió su disponibilidad de conversar sobre cualquier tema, sobre la base del respeto mutuo, al tiempo que destacó que “Cuba también tiene opiniones sobre derechos humanos en Estados Unidos”.

Ya se han dado los primeros pasos del deshielo de las relaciones, desde que el 17 de diciembre de 2014, Barack Obama, junto a su par cubano, Raúl Castro, anunciaron el inicio de conversaciones, tras más de medio siglo de contradicciones. El 20 de julio de 2015 se reabrieron las respectivas embajadas y se reanudaron de manera oficial las relaciones diplomáticas. De igual manera se anunció el retorno de los vuelos comerciales entre Estados Unidos y Cuba, así como la instalación de una empresa estadounidense en la isla, a pesar del embargo económico impuesto.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

Otras de las llamadas cuentas pendientes que marcarán la histórica visita, además del embargo económico, son la base naval de Guantánamo, compensaciones al pueblo cubano, democracia y política de inmigración.

Voces a favor y en contra

“Viajaré a Cuba para promover nuestro progreso y esfuerzos para mejorar la vida de los cubanos”, afirmó el presidente Obama a través de su cuenta Twitter, lo cual desató la reacción inmediata de varios candidatos republicanos a las próximas elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

Marco Rubio y Ted Cruz, ambos de ascendencia cubana, criticaron duramente la decisión del Obama , afirmando que de ser presidentes no viajarían a Cuba. “Si no es una Cuba libre”, recalcó Rubio; mientras que Cruz afirmó que no viajaría “mientras los Castro gobiernen el país”. A pesar de sus criticas no han llevado este tema al debate electoral, puesto que hay un fuerte apoyo de la población estadounidense a la normalización de las relaciones.

Por su parte el ex gobernador de Florida Jeb Bush calificó de desastroso que el presidente “legitime al régimen de Castro con una visita antes de que haya libertad para todo el pueblo cubano”. El exilio también está en contra de la emblemática visita.

Para la Casa Blanca que Obama viaje a Cuba es otra prueba del compromiso del presidente para establecer otro curso para las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y conectar a los ciudadanos estadounidenses y cubanos mediante viajes, comercio y acceso a la información.

La Red de Solidaridad con Cuba en Estados Unidos manifestó su apoyo a través de un comunicado, mientras que representantes de la Iglesia Católica como el Arzobispo de Miami Thomas Wenski califican esta visita como un acontecimiento positivo para el pueblo cubano.

No cabe duda de que habrá más opiniones a favor y en contra de la decisión, pero lo cierto es que este acontecimiento marca la historia de las relaciones entre ambos países.

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado