Mujeres venezolanas reciben de 800 a 1000 dólares vendiendo desnudos en la web

El objetivo de muchos venezolanos cuyos sueldos en bolívares se hacen insignificantes, ante la creciente inflación nacional, es simple: conseguir un trabajo que pague en moneda extranjera.

Profesionales del país han optado por puestos freelance para conseguir un ingreso en dólares desde el exterior. Diseñadores, periodistas y community managers han conseguido la oportunidad de pertenecer a empresas o agencias que paguen en “moneda buena”.

Sin embargo, algunas “modelos” venezolanas consiguieron un método “sencillo” para recibir divisas de forma independiente: los desnudos –coloquialmente llamados nudes-.

“Jamás lo llames prostitución, es simple pornografía”

Esas fueron las palabras de Génesis, quien mensualmente recibe desde 800 hasta 1.000 dólares por compartir fotografías y videos mediante redes sociales y medios de mensajería.

Quienes pagan por estas imágenes disfrutan de la exclusividad del material, de poder comunicarse directamente con la persona y de tener la posibilidad de pedir fotografías y videos personalizados.

“Sí, debo mostrar la cara. A veces me da miedo que cuelguen mis fotos y videos en páginas pornográficas, pero ese es el riesgo. De todas maneras, creo que mis clientes son señores muy serios y esa es una de las cosas que hablamos previo al negocio”, relató la mujer dudosa.

Sus clientes son hombres, en su mayoría mayores de 40 años, que residen en Canadá, Panamá, Colombia, España, Portugal, Italia y varias ciudades de Estados Unidos; especialmente Miami. “La mayoría de mis clientes fueron venezolanos en el exterior. Muchos colombianos, españoles y panameños también”, reveló.

“No creas que soy súper fajada en esto, tengo amigas que sí se toman en serio este negocio y pueden llegar a ganar hasta 2.000 dólares al mes. En Venezuela le dediqué sólo un poco de tiempo, busqué fotógrafos y locaciones chéveres, para tener buen material, incluso temático”, prosiguió.

Génesis detalló que ofrece diferentes paquetes de precios a quienes están interesados en imágenes de su cuerpo. Esto le permite ordenar el material previamente y llevar mejor las cuentas de lo que está ganando en un mes.

“Por 15 dólares enviaba 10 fotos sexys o un video seductor de 5 minutos. Por 25 dólares eran 13 fotos sexys, 2 fotos explícitas y un videíto de 3 minutos. Por 30 dólares te daba 22 fotos sexys, 3 explícitas, sin video. Por 40 dólares daba 10 fotos explícitas, 10 sexys y un video de 3 minutos. Esos eran los paquetes que me solían pedir”, detalló.

Fuente

Contenido Relacionado