1
23

El hombre que se niega a mostrar la cara en internet (y lleva 25 años lográndolo con éxito)

A inicios de este mes, Facebook anunció que usaría tecnología de reconocimiento facial para permitirles a los usuarios saber cada vez que una foto en la que ellos aparecen sea publicada en la red social.

Esa función sería extremadamente útil para un hombre en particular.

Su nombre es Jonathan Hirshon y se dedica a las Relaciones Públicas. Y por 20 añosha logrado mantenerse anónimo en la red social.

Hirshon tiene más de 3.000 amigos en Facebook y regularmente actualiza su perfil con información personal, ofreciendo detalles como a dónde irá de vacaciones, lo que cocinó para la cena y su estado de salud.

Pero lo que este hombre nunca ha compartido en la red social o algún otro sitio en internet es su foto.

Es, de acuerdo con sus propias palabras, su manera de “gritarle al mundo que tengo privacidad“.

“Decidí compartir virtualmente, en las redes sociales, todo sobre mi persona, excepto mi rostro. Mi cara es mi esencia y de lo que se trata es de negarme a renunciar a la última pieza de información identificable que puedo controlar”, explica.

En busca de más control

Uno de los grandes debates de 2018 será sobre nuestra información personal: cómo la compartimos, qué es lo que Facebook, Amazon y Google hacen con ella y qué debería pasar cuando es robada o hackeada.

Parte de esa discusión formará parte de las nuevas y estrictas normativas de la Unión Europea que entrarán en vigencia en mayo, las cuales tienen como objetivo devolverles a los ciudadanos el control de su información.

Algunas personas creen que la Regulación General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés: General Data Protection Regulation) transformará los datos personales en una mercancía, una materia prima tan valiosa como el petróleo, y que hará que los ciudadanos puedan compartir y vender para su propio beneficio.

Hirshon quiere que Estados Unidos implemente leyes similares, pero no está claro que eso vaya a llevar a que la gente se haga rica con su propia información.

“Estoy totalmente a favor de eso, pero para lograrlo la gente tendrá que cambiar totalmente la forma como piensa cuando usa las redes sociales”, apunta.

Loading...

“Ahora mismo, las disfrutamos como un servicio totalmente gratis que se financia gracias a anuncios publicitarios dirigidos específicamente a nosotros porque esos servicios saben mucho sobre nosotros”, explica.

“Hasta que llegue el momento en que decidamos pagar por esos servicios, cuando tengamos la opción de mantener nuestros datos de forma privada y de monetizarlos nosotros mismos, la idea se mantendrá sólo como eso: una idea”, valora Hirshon.

“Una ilusión”

Hirshon es muy consciente de que internet es el lugar menos anónimo sobre la Tierra.

“La privacidad es una ilusión: la realidad es que a medida de que usted navega por internet, va dejando huellas en todas partes“, dice.



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario