49

En Venezuela ir al cine es un lujo

El combo de refresco con cotufas (palomitas de maiz), tiene un costo de 980 mil bolivares, 98% del salario mensual.

En Venezuela el salario mínimo es de 1 millón de bolívares (si n incluir el bono de alimentación, que ronda el millón y medio de bolívares). Pero sin importar como se gaste, difícilmente alcanza para vivir.

Bajo este esquema cambiario, unos pocos beneficiados bajo ayudas gubernamentales, acceden a divisas extranjeras a montos “preferenciales”. Para los venezolanos comunes, que no pueden importar alimentos ni tienen una tarjeta de crédito extranjera, la tasa de cambio que encuentran en las calles es por lejos muy superior.

Bajo esta tasa, el salario mínimo se reduce a menos de 2 dólares al mes. Incluso para los venezolanos que ganan más que eso la hiperinflación golpea sus bolívares, haciendo que las cosas sean inimaginablemente caras.Esto hace que la clase media, que está cayendo a la pobreza, vea todos los bienes, salvo los alimentos, como un lujo. Comprar una hamburguesa, ir al cine o una noche de hotel están simplemente fuera de su alcance.

Para ir al cine en pareja, deben invertir alrededor de 2 millones de bolívares, eso si no incluyen algun gasto extra, como por ejemplo comer en la feria del centro comercial, antes de acceder a la función.

Si consiguiese algún modo para entrar al cine, la cartelera ofrece las mismas películas que se exhiben en Estados Unidos: Infinity War, Rampage, etc., Pero una ida al cine y un paquete de cotufas son lujos que muy difícilmente pueden permitirse los venezolanos por estos días.



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario