Éxodo de venezolanos ascenderá a 8,2 millones para 2019, según estudio

Un análisis de la Brookings Institution plantea que el éxodo de venezolanos podría acentuarse dramáticamente en 2019. Según esta proyección, la crisis política, la grave escasez de alimentos y el colapso en la economía petrolera tienen la fuerza potencial de elevar hasta al menos 8,2 millones el número de migrantes y refugiados venezolanos repartidos hoy por el mundo.


La cifra equivale al 25,8% de la población total de venezolanos, en una tragedia de magnitudes superiores a la crisis de refugiados sirios, en la que cinco millones de personas huyeron debido a la guerra civil, según publicó el diario La Tercera de Chile.

Los autores del estudio, los economistas Dany Bahar y Douglas Barrios, llegaron a esta cifra -que incluye a los tres millones de venezolanos que ya están fuera del país- tras desarrollar una herramienta que toma en cuenta el ingreso de recursos desde el extranjero a Venezuela, por producción de petróleo, precio del crudo y entradas de otras fuentes de recursos, como remesas.

“Nuestro escenario base refleja las condiciones actuales. La capacidad de producción de petróleo de Venezuela se ha derrumbado y, en noviembre de 2018, el país produjo 1,17 millones de barriles por día. El precio promedio del petróleo venezolano en noviembre de 2018 fluctuó entre US$ 53 y US$ 55 por barril; y, según algunas fuentes independientes, las remesas se estiman en US$ 2.400 millones por año”, señalan los investigadores para justificar la proyección de 8,2 millones de migrantes y refugiados venezolanos.

“Si esto se materializa, la tragedia venezolana eventualmente superaría la crisis de refugiados sirios”, advirtieron.

Pero esta proyección no es la peor. “Nuestra herramienta muestra que la situación puede empeorar rápidamente. Si la producción de petróleo sigue colapsando y alcanza un millón de barriles por día, sin cambiar ninguna otra variable, podríamos esperar que el número total de migrantes y refugiados llegue a más de 10 millones”, sostienen.

Al momento de evaluar el peso de las variables usadas, Barrios explica a La Tercera que “el precio (del petróleo) y la ayuda internacional son más o menos volátiles y exógenas”. “Por lo que probablemente la variable dominante sea la de producción petrolera”, agrega. De hecho, respecto a la asignación de US$ 9,2 millones en fondos de emergencia anunciada por la ONU para

Venezuela, Bahar dice a este medio que en su herramienta “incrementos US$ 100 millones hacen muy poco para reducir el número estimado de emigrantes”, por lo que se necesita ayuda a mucha mayor escala para revertir la crisis.

A nivel político, Barrios afirma que el gobierno de Nicolás Maduro “no ha dado ninguna señal seria de atender el enorme drama humanitario desencadenado desde 2013”. “No he visto nada que me haga pensar que esta actitud cambiará de cara al 2019”, agrega.

En cuanto al impacto regional de esta ola migratoria, Bahar señala a La Tercera que le “preocupa en el corto plazo, porque en Colombia, por ejemplo, ya vemos como las localidades que reciben más inmigrantes tienen severos problemas en infraestructura para atender a estas personas”. “Ya de por sí Latinoamérica está rezagada en términos de infraestructura y tiene bastantes limitaciones fiscales”, dice.

Fuente



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario