1
6

25 datos y curiosidades sobre los astronautas

Es el sueño de muchos y el privilegio de unos pocos. Te invitamos a descubrir algunos de los misterios de los astronautas.

¿Quién no ha pensado alguna vez en cómo sería la experiencia de viajar al espacio? Es el sueño de muchos y el privilegio de solo unos pocos. Sin embargo, llegar hasta ahí no es un camino sencillo, ya que estos afortunados elegidos trabajan realmente duro para ver cumplido su deseo.

Los astronautas están obligados prepararse durante años a una gran cantidad de pruebas y entrenamientos extremos, que pocos están capacitados para hacer, para ejercitarse tanto física como psicológicamente antes de despegar hacia el profundo e intrigante cosmos.

Su instrucción recopila cientos de horas de práctica. La Agencia Espacial Europea (ESA) divide este proceso en tres áreas principales. Primero, los aspirantes a astronautas deben superar un curso de entrenamiento básico de aproximadamente un año de duración.

No se trata de un curso cualquiera, puesto que estos candidatos estudian materias como ciencia y tecnología espacial, medicina básica, técnicas de submarinismo y también adquieren conocimientos sobre el funcionamiento de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Una vez culminada esta fase, los aspirantes se enfrentan otro año más a un curso avanzado para profundizar en aspectos del ISS, así como en el estudio y desarrollo de los experimentos y los vehículos de transporte y la participación del centro de control terrestre en las misiones.

Por último, se les asigna una misión real. A lo largo de varios años, los futuros ‘exploradores del universo’ cooperan con otros miembros de la tripulación aprendiendo las tareas especiales relacionadas con el trabajo que se les ha asignado. De esta forma, se familiarizan con múltiples tareas y retos que realizarán durante su viaje, como la continua ingravidez, participando en vuelos parabólicos.

Los astronautas llegan a conocer muy bien a sus compañeros, puesto que visitan centros de entrenamiento en Estados Unidos, Rusia, Japón, Canadá y Europa. Además, por si todo lo anterior fuera poco, aprenden un idioma extranjero (el inglés es obligatorio) para facilitar la comunicación entre el propio equipo. Uno de los más comunes es el ruso.

Es increíble todo lo que tienen que superar para tener la oportunidad de dedicarse a su gran pasión, viajar por el espacio. Lo más sorprendente es que estas personas nunca dejan de enfrentarse a retos. Una vez que suben a la nave y ponen marcha a su destino, empieza la verdadera y dura aventura.

Más hombres que mujeres astronautas
La razón por la que la profesión de astronauta esté menos presente en el género femenino es menos obvia de lo que pensamos. Se debe a que el umbral de exposición a la radiación espacial de las mujeres es inferior al de los hombres, por lo que se trata de una cuestión de salud. Según expertos de la NASA, la exposición prolongada a la radiación cósmica, ya sea en la superficie de algunos planetas o en el espacio profundo, aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades como el cáncer.

Condiciones físicas para ir al espacio
Tal y como explicó Pedro Duque a MUY en una entrevista, desde el punto de vista físico no se requieren condiciones extraordinarias para realizar viajes espaciales. “Hay que tener una buena salud, eso sí, y comprobar que uno puede aguantar las tres fuerzas gravitacionales de presión en el corazón”, aseguró el astronauta.

Primer humano en realizar un viaje espacial
El protagonista de la primera visita al espacio fue el cosmonauta ruso Yuri Gagarín, viajando el 12 de abril de 1961 a bordo de la nave Vostok 1. Gagarín realizó un paseo alrededor de nuestro planeta a una velocidad de 27.400 km/h, tardando 108 minutos. Sus palabras para describir la experiencia desvelaron su gran asombro: “¡La Tierra es azul! Desde la altura cósmica el planeta se ve con nitidez, y se distinguen claramente las montañas, la costas y las islas”, enfatizó posteriormente en su informe oficial sobre el vuelo.

Loading...

Mochila MMU de la NASA
También llamada Unidad de Maniobra Tripulada, se trata de una mochila de propulsión de 140 kg de peso que permite el vuelo libre a los astronautas del transbordador espacial. Se coloca en el traje espacial EMU y propulsa a chorro empleando nitrógeno expulsado a alta presión. Está compuesta de dos tanques de aluminio, y cada uno contiene 5,9 kilos de nitrógeno a una presión de 20,7 kilopascales, lo cual es más que suficiente para seis horas de actividad extravehicular (EVA).

¿Cómo orinan los astronautas?
Para expediciones a corto plazo utilizan pañales especiales llamados MAG. En el caso de viajes más largos, las naves cuentan con baños especiales que funcionan a gravedad cero. Éstos no absorben los deshechos mediante agua, funcionan como aspiradoras muy potentes que arrasan con todo lo que está flotando en el ambiente de la nave.

6 pelis de astronautas que deberías ver
Si te apasiona el mundo de la astrofísica y las misiones espaciales, no deberías dejar de ver estos largometrajes inspirados en la interesante temática, la mayoría bastante antiguos: Interstellar (2014), de Christopher Nolan; Moon (2009), de Duncan Jones; Apolo 13 (1995), de Ron Howard; El octavo pasajero (1979), de Ridley Scott; Solaris (1972), de Andréi Tarkovski; Una odisea del espacio (1968), de Stanley Kubrick; Planeta Prohibido (1956), deFred M. Wilcox. (Hemos seleccionado solo algunas de las muchas que hay y bajo criterio subjetivo).

Primera misión espacial de un español
Pedro Duque fue el primer astronauta español (de nacimiento y nacionalidad) en pisar el espacio. Concretamente, viajó en octubre de 1998 junto a otros seis astronautas en el transbordador Discovery, con el objetivo de completar la misión STS-95. Por suerte, justo en ese mismo mes Pedro Duque sacó tiempo para conceder a MUY su última entrevista antes de partir.

Así se asean los astronautas
Como todos sabemos, casi la totalidad del agua que los astronautas consumen en el espacio se lleva desde la Tierra, por lo que tienen que racionar muy bien este preciado recurso. Por tanto, en lugar de darse una ducha, se enjabonan con un paño húmedo.

Trajes ignífugos
Fabricado con materiales sintéticos termorresistentes, este modelo de traje no arde y ni se derrite cuando entra en contacto con las llamas. Los de proximidad, usados en la lucha contra el fuego y en accidentes aéreos, ¡aguantan hasta 260 ºC! Obviamente, los utilizados por los astronautas también deben ser capaces de proteger en condiciones de temperaturas extremas: del intenso frío espacial (-270 ºC) y del calor de la reentrada en la atmósfera terrestre (1.260 ºC).

Traje Orlan
Este modelo de traje ruso permite a los astronautas estar fuera de la estación durante más de siete horas, que las invierten en la instalación de nuevos equipos o en la realización de trabajos de reparación. La presión del interior del traje es de 0,4 atmósferas.

Posibles consecuencias para la salud tras los viajes al espacio
Los astronautas suelen perder masa muscular, ya que en el espacio no emplean la fuerza que se necesita en la Tierra para vencer la resistencia que genera la gravedad. A veces se les hincha la cara, pues el líquido se traslada desde las extremidades inferiores hasta la parte superior del cuerpo, debido a la falta de gravedad. Otro de los daños que sufren es la pérdida de densidad de sus huesos (más de un 1% por cada mes en el espacio). Por último, la dificultad a la hora de caminar y realizar acciones normales es un problema con el que tienen que luchar tras su vuelta, entre otros.

Entrenamiento para paseos espaciales
¿Sabías que suele ser bajo el agua? Según explican desde la NASA, debido a la ingravidez que conlleva flotar, los expertos consideran este tipo de práctica como la mejor forma de ensayar desde la Tierra.

Valentina Tereshkova
Valentina Vladímirovna Tereshkova nació el 6 de marzo de 1937 y fue la primera mujer astronauta de la historia. De origen soviético, Tereshkova iba a bordo del Vostok 6 el 16 de junio de 1973 cuando, a las 9:23 horas de la mañana, marcó un antes y un después convirtiéndose en la primera civil que ha volado al espacio. Fue elegida entre más de cuatrocientos aspirantes y completó 48 órbitas alrededor de la Tierra en los tres días de misión en el espacio.

Costumbres rusas
Rusia envía a sus astronautas armados en los viajes espaciales. El fín de esta costumbre es únicamente por una medida de protección y seguridad para los pilotos ya que, en caso de aterrizaje en una zona desértica o en medio del bosque, los astronautas puedan defenderse ante un ataque animal.

Los astronautas crecen
El descenso de la presión sobre la espina dorsal por la ausencia de gravedad hace que la estatura de los astronautas aumente aproximadamente unos 5cm.

Golf espacial
El astronauta Alan Shepard (tripulante de la nave Apolo 14) jugó al golf sobre la superficie lunar. En su tercer intento de golpe, mandó la bola tan lejos que su paradero es desconocido.

Restricciones a bordo
En las naves no se permite ningún alimento granulado como por ejemplo la sal, la pimienta o el azúcar. A la hora de comer, como alternativa a esta norma, la sal y la pimienta se sirven en forma líquida.

El corazón también cambia
Tras largos perísodos de tiempo viajando por el espacio, el corazón de un astronauta se vuelve casi un 10% más esférico. Esto se debe, según las pruebas realizadas por expertos, a la exposición a períodos extensos de microgravedad. Esto se convierte en un problema, ya que puede derivar en dificultades cardíacas.

Las uñas se caen
Los guantes del traje espacial son muy pesados y voluminosos, y por tanto, afectan directamente a las uñas de los astronautas. Estos oprimen tanto los dedos que acaban cortando la circulación, al mismo tiempo que una potente presión oprime la punta de cada uno de los dedos. Por esta misma razón, sus manos acaban llenas de rozaduras, ampollas y la progresiva caída de uñas.

Algunos astronautas han llegado, incluso, a arrancarse las uñas antes de iniciar su viaje para evitar que les provoquen heridas y una posible infección.

Bruce McCandless
Algunos le tildarían de ‘intrépido’ y ‘valiente’, mientras que otros de ‘temerario’ e ‘insensato’. Bruce McCandless, nacido el mismo año que Tereshkova, realizó el paseo espacial más largo (en 1984). McCandless se alejó más de 100 metros de la nave sin ningún tipo de sujeción a la nave. Sin embargo, se desplazaba mediante un equipo propulsor de nitrógeno.

¿Cuánto pesan los trajes espaciales?
Los trajes de los astronautas tienen más de 90 metros de tuberías que regulan todo el sistema de refrigeración. El traje espacial es muy pesado, llegando a pesar alrededor de 127 kg.

Laika, la perrita espacial
Laika fue una perra de origen soviético que pasó a la fama por convertirse en el primer ser vivo terrestre en viajar al espacio. Laika iba a bordo de la nave Sputnik 2 un 3 de noviembre de 1957, cuando inició su lanzamiento. Sin embargo, esta historia es más trágica de lo que parece, pues el animal murió a las pocas horas de ser enviada al espacio (se calcula que 5 horas) a causa del nivel de estrés que sufrió.

Los ronquidos desaparecen
El vacío del espacio impide que las ondas de sonido puedan propagarse, y por tanto, escucharse. De esta forma, ante de la ausencia de transporte deondas, como el aire, el espacio exterior pone fin a los habituales ronquidos de las personas.

Un gimnasio en medio del espacio

Los astronautas necesitan ejercitar los músculos, ya que en el espacio se atrofian con facilidad. Por este motivo, en la Estación Espacial Internacional hay un gimnasio preparado para el entrenamiento

El sueño se trastoca
Dormir en el espacio exterior es todo un reto, puesto que el Sol sale y se pone aproximadamente cada 90 minutos.

Fuente



Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias



Loading...


Artículos relacionados



Deje un comentario