El consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo de sufrir ictus

Un estudio publicado en The Lancet confirma el mito de que una o dos bebidas alcohólicas al día son beneficiosas: al contrario, la presión arterial y el riesgo de accidente cerebrovascular aumentan.

Ni una copa de vino ni una cerveza al día. No es la primera vez que un estudio desmitifica las supuestas propiedades beneficiosas del alcohol para la salud y probablemente no sea la última. Hace unos meses The Lancet ya se hizo eco de un estudio que recogía más de 20 años de investigación y evidencias científicas en lo que supone el mayor ejercicio de análisis efectuado hasta la fecha sobre las consecuencias del consumo de alcohol.

Y la conclusión era clara: el consumo de bebidas alcohólicas causa una pérdida sustancial de salud, traducida de diferentes formas, en todo el mundo. “Los riesgos para la salud asociados con el alcohol son muy grandes. Nuestros hallazgos son consistentes con otras investigaciones recientes, que encontraron correlaciones claras y convincentes entre beber y la muerte prematura, el cáncer y los problemas cardiovasculares. El consumo de cero alcohol minimiza el riesgo general de pérdida de salud”, apuntaba la autora principal de aquel estudio, Emmanuela Gakidou.

Y ahora, una nueva investigación publicada en el prestigioso medio confirma que no hay dosis segura para el consumo de alcohol, lo que hace saltar por los aires el mito de que una ingesta moderada es beneficiosa para nuestro organismo. En este caso, un trabajo centrado en la población asiática descarta que una o dos bebidas alcohólicas al día protejan contra el accidente cerebrovascular.

Método novedoso:

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

De hecho, el amplio estudio genético efectuado a más de medio millón de hombres y mujeres afirma más bien lo contrario. Y es que el consumo de alcohol, incluso moderado, aumenta la presión arterial y el riesgo de accidente cerebrovascular. “El uso de la genética es método novedoso de evaluar los efectos del alcohol en la salud y de determinar si el consumo moderado de alcohol es realmente protector o, por el contrario, si es ligeramente dañino como parece. Nuestros análisis genéticos nos han ayudado a comprender las relaciones de causa y efecto”, concluye la doctora Iona Millwood, de la Universidad de Oxford.

Fuente

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado