Descubre tres antiinflamatorios naturales

La inflamación es el mecanismo de defensa por excelencia de nuestro cuerpo ante la presencia de infecciones o heridas. En ocasiones, diversas afecciones provocan que este síntoma se mantenga, lo que perjudica nuestra salud y nos causa daños.

Aunque hay poca investigación, existen algunas hierbas y plantas en la naturaleza que pueden controlar la inflamación, asegura el sitio web Medical News Today.

Tres de los que poseen mayor evidencia son:

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

Cúrcuma

La cúrcuma es un polvo amarillo que viene de la raíz de la planta de la cúrcuma. Esta contiene curcumina, un químico con propiedades antiinflamatorias.

De acuerdo a esta página web, muchos estudios indican que la cúrcuma reduce la inflamación y molestias en personas que padecen artitris.

Esto funciona, explican, porque se limita la producción de moléculas llamadas citoquinas que provocan la inflamación.

La curcumina es la que posee mayor respaldo científicos por estas propiedades en comparación con otros remedios naturales. Esta se puede ingerir en cápsulas, tés y extractos.

Jengibre

El jengibre es una planta tropical con múltiples usos medicinales. Hay pruebas que demuestran que los constituyentes del jengibre pueden frenar la producción de citoquinas y la actividad de las enzimas ciclooxigenasa que generan inflamación.

Estudios revelan que la artitris y el dolor pueden se tratadas con las propiedades antiinflamatorias del jengibre.

Puede consumirse fresco, en cápsulas o infusiones.

Té verde

El té verde, popular por su infinidad de beneficios, es otro capaz de inhibir la inflamación y los procesos que la ocasionan.

Una investigación concluyó que un componente en el té verde interrumpiría los procesos inflamatorios en la artitris. Igualmente, podría combatir la inflamación en personas con trastornos del metabolismo.

Este puede tomarse tanto caliente como frío. Además, hay tabletas y cremas que tienen como ingrediente este té.

Otros remedios para este mal son el tomillo, el olíbano, el resveratrol y la corteza de sauce blanco.

Aunque la cúrcuma, el jengibre y el té verde son seguros, no hay suficiente investigación que demuestre con certeza que sus propiedades antiinflamatorias son opciones efectivas para personas con condiciones inflamatorias.

Fuente

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado