Madrid pasa a fase 0,5: negocios abiertos sin cita previa y nada de reuniones sociales

La Comunidad de Madrid avanza en la desescalada. Pero poco. No salta a la fase 1, a la que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso aspiraba, sino que se queda en la 0 aunque con algunas medidas de alivio del confinamiento. Desde el próximo lunes, 18 de mayo, podrá abrir el comercio minorista ya sin cita previa y con aforo limitado, de manera que se podrá comenzar a reactivar la economía, como también podrán funcionar de nuevo bibliotecas (para préstamo de libros) o museos.

almeida-y-ayuso-foto-EFE

Pero no estarán permitidas ni las reuniones de hasta un máximo de 10 personas, ni las visitas a familiares, ni podrán abrir las terrazas de bares y restaurantes con una ocupación al 50%. La región emblema del PP se queda en una suerte de fase 0,5, igual a la que había reclamado la Generalitat de Catalunya para Barcelona, y a la que también accede. La Comunidad no tiene conocimiento oficial de la decisión de Salvador Illa, aunque de antemano advierte de que no la comparte y que es un agravio comparativo respecto a otras regiones que sí han subido al primer peldaño estando, alega, peor preparadas.

El Ministerio de Sanidad opta por una solución análoga en las dos grandes ciudades del país para evitar un nuevo brote de contagio de coronavirus. Los dos puntos en los que cualquier descontrol de la pandemia puede tener consecuencias más severas. Pero así como satisface los deseos del Govern de Quim Torra, que durante el periodo de alarma está mostrándose aún más conservador en sus movimientos que el Ejecutivo de Pedro Sánchez y ahora, en la transición, está decantándose por la cautela, no colma las expectativas de Díaz Ayuso.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram " Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información para personas que viven o quieren vivir en Madrid

El Gobierno regional quiere avanzar más deprisa, arguyendo que cumple los requisitos exigidos y que necesita la apertura para que no se destruya su tejido económico. Pero la decisión de Illa es un intento de equilibrio con la Comunidad de Madrid, principal foco de tensión territorial al que se enfrenta el líder socialista.

El jueves, tras el primer encuentro bilateral entre Salvador Illa y su equipo en el ministerio y la Consejería de Sanidad, salió una conclusión: el Gobierno se inclinaba por no dejar pasar a Madrid de fase, como anunció Ayuso a través de Twitter en un mensaje en el que disparaba hacia el Ejecutivo, ya que no apreciaba “razones técnicas” en la decisión.

El Gobierno central, sin embargo, consideraba que Madrid no está a salvo aún de un nuevo rebrote y que el sistema de detección precoz que se ha puesto en marcha no es suficientemente sólido. Sanidad incide en que, en esta etapa de desescalada hacia la nueva normalidad, con una prevalencia de la enfermedad tan baja —solo un 5% de la población en todo el Estado ha pasado el covid-19—, es básico que se fortalezcan los mecanismos de diagnóstico temprano y seguimiento de los contactos estrechos, para poder identificar rápidamente cualquier repunte y aislarlo.

El Confidencial

Suscríbete a este canal de YouTube " Enrique en Vivo" para que estés al día de cómo va la situación en España

Contenido Relacionado