Panamá acumula 575 muertes y 29.905 contagios confirmados por coronavirus

Panamá reportó este viernes 11 muertes y 868 nuevos casos de la COVID-19, que elevaron a 575 las defunciones y a 29.905 el acumulado de los contagios confirmados en 110 días de pandemia en el país centroamericano.

Hay 862 pacientes hospitalizados, 148 en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 714 en sala general, mientras que 13.198 están en aislamiento domiciliario, de ellos 741 en hoteles que funcionan como hospitales.

Las once defunciones registradas en las últimas 24 horas están asociadas a factores de riesgo por enfermedades crónicas. En Panamá la enfermedad que causa el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 tiene una tasa de letalidad de 1,92 %.

Desde que apareció la enfermedad el pasado 9 de marzo, se han hecho 120.303 pruebas de detección y el 27 % ha resultado positivas. En las últimas 24 horas se realizaron 3.037 test, para una positividad de 29 %.

Panamá vive una escalada de casos de la COVID-19 que alcanzó este jueves el récord de 1.007 contagios del coronavirus en un solo día, y de 3.224 pruebas, la cifra más alta también hasta ahora desde que se detectara el primer caso el 9 de marzo pasado.

La situación ha sido vinculada por las autoridades tanto a la apertura gradual de la actividad económica como a la realización de más pruebas de detección, especialmente en los focos de la enfermedad identificados en la capital y zonas adyacentes.

Panamá continúa con una lenta reactivación de actividades económicas, aunque el comercio no esencial, restaurantes, hoteles, la educación y los eventos culturales y deportivos siguen cerrados.

Los habitantes de la capital y zonas cercanas tiene restringida la movilidad por género y a dos horas diarias según el número de identidad personal debido a la elevada incidencia de COVID-19, mientras que en el resto del país rige un toque de queda nocturno.

MÁS CAMBIOS PARA ENFRENTAR LA COVID-19

Este viernes se anunció la disolución de un comité técnico asesor que fue nombrado por Rosario Turner, quien fue sustituida el pasado miércoles en el cargo de ministra de Salud por Luis Francisco Sucre.

La disolución fue una iniciativa del representante en Panamá de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Gerardo Alfaro y de los miembros del comité técnico, para dar paso a una reestructuración de la asesoría por ejes temáticos, explicó el doctor Javier Nieto, uno de los integrantes del ente ya extinto.

Nieto agregó que “no se quiere duplicar esfuerzos” ante la conformación, el jueves, de un Consejo Consultivo que trabajará como un equipo asesor del presidente panameño, Laurentino Cortizo, para la adopción de estrategias contra la COVID-19.

Infobae

Contenido Relacionado