3 pasos para conseguir la felicidad, según un ingeniero de Google

Todos nos hemos preguntado alguna vez si somos realmente felices, ahora podemos obtener la respuesta gracias a un ingeniero de Google. Este joven empezó a enseñar a sus compañeros y amigos cómo podían ser más felices y cómo mejorar el mundo, siguiendo tres pasos sencillos. Sus ideas han tenido tanto éxito, que ahora ha decidido difundirlas por todo el mundo.

Chade-Meng Tan, ingeniero de google, dejó de trabajar en la sección de mejora del motor de búsqueda para desarrollar la inteligencia emocional y promover el bienestar entre sus colegas, y en todo el mundo. Esta tarea le pareció tan esencial, que incluso convenció a sus jefes que le permitieran organizar un curso dentro de Google, y en 2008 se trasladó al departamento de recursos humanos dentro de la compañía, después de lo cual publicó un libro superventas y organizó presentaciones de sus ideas.

Felicidad_

Según él, se puede adiestrar fácilmente la inteligencia emocional y, especialmente, “la bondad”. Pero, para ello hay que seguir tres pasos que a primera vista pueden parecer un lugar común, pero que al ser repetidos diariamente por cada uno de nosotros, tendrán un efecto inminente.

1. Calmar la mente

De lo que se trata es de hacer pausas durante el día y hacer caso a nuestra respiración. El yoga puede servinos para esto, tanto sus prácticas respiratorias, como en la meditación. Pero a quienes esto le parezca demasiado difícil tienen otra salida: Simplemente intentar no pensar en nada durante un rato.

2. Fijarse en lo bueno

Es mucho más común recordar los momentos malos o tristes del día y, precisamente tenemos que hacer lo contrario. Al final de la jornada, cada persona tiene que tener la sensación de que el día fue bueno, impidiendo que los recuerdos malos prevalezcan sobre los buenos. Para ello en cada momento alegre o placenter hay que decirse a sí mismo: “estoy viviendo un momento de alegría”. O recordarlos cuando llegue la noche.

3. Desear la felicidad a los demás

Así de simple: desear que todos los demás sean felices, no sólo uno mismo. A la gente le gusta hacer cosas buenas, y por eso se recibe mucha más alegría después de dar algo bueno, que después de recibirlo.

Fuente [Telecinco.es]

Contenido Relacionado

Related Topics