7 motivos por los cuales los hombres quieren evitar tener sexo - LeaNoticias.com

7 motivos por los cuales los hombres quieren evitar tener sexo

Se dice que los hombres solo piensan en sexo y siempre tienen ganas de sexo y más sexo. La realidad es otra. Se les tilda de ‘simples’, y sí, resuelven muchas cosas mejores que nosotras, pero ellos también tienen sus miedos, sus traumas, sus preocupaciones, sus deseos, sus conflictos internos que se desencadena en la falta del deseo sexual.

sexualidad

– Evitan con frecuencia las propuestas de la actividad sexual y erótica.

– Disminuyen la iniciativa de tener relaciones.

– Se masturban con menos frecuencia.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

– No quieren tocar temas relacionados al sexo.

¿Por qué pasa eso si hablamos de hombres que están en una edad ‘propicia’ para desarrollar su actividad sexual?

Según el sociólogo clínico Fernando Villadangos, autor de “Sexualidad masculina”:

En numerosos casos, ellos sienten demasiada presión. A muchos hombres les choca que una mujer pueda tener más ganas de sexo que él. Todavía se agarran a su papel tradicional y están un poco desconcertados.

Las causas que hacen que un hombre no quiera saber de sexo son múltiples, obedecen cosas psicológicas como físicas. Aquí las enumero.

#1 Mala etapa en su relación de pareja

Sí, los hombres también tienen su “corazoncito”, así que un enojo, o falta de satisfacción en la vida de pareja pueden confundir su vida sexual. Los problemas fuera de la alcoba, también afectan en lo que pasa dentro de ella. Lo que es probable es que canalicen su insatisfacción en la masturbación y ahí poner mayor énfasis.

#2 Cuando están deprimidos

El terapeuta sexual de la American Association of Sexuality Educators, David Mckenzie, asegura que esta es la causa más recurrente de la inapetencia sexual. Pero, afortunadamente la depresión clínica es una enfermedad física que se soluciona a través de tratamientos efectivos. Lo único que se debe tener es paciencia.

#3 Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad que tiene un hombre para mantener una erección firme  y continua al momento del acto sexual, y si un hombre la está pasando por un tiempo prolongado, lo que puede ocurrir es que poco a poco disminuya las ganas de querer tener relaciones. David McKenzie comenta sobre el tema y dice que el amor es importante en estos casos. Recomienda, además, que no se debe evitar el tema; que aunque es difícil de hablar, si no se trata puede originar resentimientos.

#4 Baja autoestima

El impulso sexual de un hombre está estrechamente ligado a su autoestima. Al estar mal uno, el otro también; según informa Ian Kerner, consjero de sexualidad y autor de “Sex recharge”.

#5 Cansancio

McKenzie dice que el agotamiento es también puede conllevar al problema de la falta de deseo sexual. A veces un fuerte trabajo físico o mucha presión mental juega en contra de fomentar las relaciones sexuales. Así que tranquila, si ese es el caso puedes ayudarle dándole masajes y hablando del tema.

#6 Bajo nivel de testosterona

Según un estudio de Boston Medical Group, se reportó que el bajo nivel de testosterona es la causa de más del 70 % de los casos de pacientes que sufren falta de deseo sexual. Y es que la testosterona, como principal hormona masculina, juega un papel crucial en el desarrollo de una vida sexual plena y saludable, así como en el correcto funcionamiento del organismo. Como esta hormona es un andrógeno que ayuda a la producción de espermatozoides, también es responsable de mantener la función sexual. Si su nivel es bajo, deriva en un bajo deseo sexual. Para conseguir que este nivel aumente, se puede recurrir a tratamientos con especialistas.

psicologia-la-sombra-de-la-infidelidad_articuloApaisada

#7 Desconocimiento del mismo sexo

Cuando poco conocemos algo es un tanto difícil querer hacer gala de ello. Esto se puede dar cuando un hombre es primerizo o no ha tenido suficiente experiencia; o la que ha tenido, ha sido mala. Así que esto hace que ellos tengan un especie de rechazo hacia ese territorio. A veces la percepción de satisfacción es tan baja que resulta en una vida sexual algo frustrante, que al momento de querer “dar la talla” experimentan una desagradable sensación de vergüenza, miedo y ansiedad. Por ello, prefieren no hacerlo a pasar por todo ese cúmulo de sensaciones.

Fuente [Espacio360.com]

Contenido Relacionado