Alemania y Francia manifiestan su inquietud por pasos a tomar con Grecia

Alemania ve “muy poco margen de maniobra” para una reestructuración de la colosal deuda de Grecia, como quiere Atenas, y se opone a todo lo que “disminuya de forma significativa el valor de la deuda”, afirmó este viernes un portavoz.

Alemania y Francia manifiestan su inquietud por pasos a tomar con Grecia

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, entrevé  “muy poco margen de maniobra para una reestructuración, un reescalonamiento u otras cosas de este tipo”, declaró su portavoz Martin Jäger este viernes en Berlín. Alemania también se opone a una reducción de la deuda y a cualquier cosa que lleve a “rebajar de forma significativa el valor de la deuda“, precisó, informó AFP.

FRANCIA PIDE REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, opinó este viernes en Madrid que las instituciones europeas deberían estudiar una posible reestructuración de la deuda de Grecia y destacó los “avances mayores” realizados por Atenas que permiten ser “razonablemente optimistas”.

“Creo que se hicieron avances mayores en los últimos dos días”, declaró el ministro francés en un foro económico en Madrid, el día después de que el gobierno griego enviara sus nuevas propuestas a los acreedores, indicó AFP.

“El nivel de reformas está encaminado a responder a las expectativas”, dijo y eso permite ser “razonablemente optimistas” sobre las posibilidades de un acuerdo entre Atenas y los acreedores (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), explicó.

“En este contexto, es evidente que deberán tratarse los elementos de una reestructuración de la deuda”, opinó Macron. “Es necesario tener esta discusión” en la zona euro, añadió.

El ministro francés se pronunció en contra de una salida de Grecia de la moneda única, asegurando que si bien “los riesgos financieros inmediatos son limitados”, habrá “consecuencias económicas”.

“Mi convicción es que si vamos hacia un ‘Grexit’, habrá un impago masivo”, explicó, advirtiendo que las consecuencias recaerían sobre los acreedores europeos: “nosotros encajaríamos las pérdidas” que, según el FMI, superarían los 53.000 millones de euros para los países europeos.

En el marco de las negociaciones en curso, añadió, la discusión conducirá a dos opciones: “reducir el monto de la deuda griega ab initio” o “reescalonar la deuda”, insistiendo que para Francia el impago no parece posible.

“Nadie habló de quita” pero “pienso que el hecho de que la cuestión de la deuda forme parte de la discusión es importante, forma parte de la credibilidad del paquete”, declaró a los periodistas.

Macron advirtió sobre el riesgo de un fracaso de estas negociaciones. “Habrá consecuencias políticas. Europa reculará” y esta reversibilidad se convertirá en un “elemento de especulación”.

“Bascularemos por primera vez de una zona política y económica (…) a una zona de tasa de cambio”, dijo.

En una entrevista con el periódico El País, el ministro estimó que Europa cruza un momento de “verdad histórica”, pagando los errores que la llevaron a ser cada vez más divergente. “Nuestras economías se han alejado al igual que nuestros pueblos”.

“La crisis griega es el síntoma de un problema mucho más profundo. El síntoma de que la zona euro (…) no ha creado los mecanismos de solidaridad que debe acompañar a una zona monetaria. Es un proyecto político que se ha quedado solo en una zona de cambio”, dijo.

Fuente: [AFP]

Contenido Relacionado