Candelariazos: "Retroceso en Salud", por @BarretoSira - LeaNoticias.com

Candelariazos: “Retroceso en Salud”, por @BarretoSira

Antonio Barreto Sira @BarretoSiraDurante una larga conversación con médicos y pacientes del Hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, pudimos dar una revisión exhaustiva de la realidad de este centro de asistencia general en el sur de Anzoátegui, que ha sido consumido por la negligencia de las autoridades regionales, locales, nacionales y específicamente sanitarias.

Los casos de tuberculosis que se han presentado en un promedio de 10 casos mensuales lo que evidencia como una enfermedad erradicada retoma fuerza en detrimento de la salud y la vida de nuestro pueblo.

Así podemos observar como en el Gobierno nacional se han centrado en desaparecer miles de millones de dólares, mientras que los órganos de asistencia médica para nuestra gente se encuentran en las ruinas.

Los millones de dólares que empiezan a parecer en cuentas bancarias en Suiza, Inglaterra y España demuestran que para algunos de los altas jerarcas del Estado la salud del pueblo no les interesa y que su afán de mantenerse en el coroto se base en continuar sacando las pocas divisas del país para engordan sus ya repletos estados de cuenta.

Mientras aquí nuestros ciudadanos no consiguen los tratamientos para la hipertensión, el azúcar y peor aún para el corazón y el cáncer, en las mieles del capitalismo norteamericano y europeo un grupo de “socialistas” se dan la gran vida con el dinero que pudiera estar sirviendo para salvar vidas dentro del país.

El fracaso en materia sanitaria es increíble. Los venezolanos cayeron víctimas del chikungunya y de tantos otros males por la falta de atención primaria y prevención por parte del Gobierno nacional.

La salud es un segundo plano para el madurismo. Usted ha visto con sus propios ojos como los módulos de Barrio Adentro se encuentran abandonados, como los centros de salud comunitaria no sirven, y como los grandes hospitales, la mayoría de ellos construidos por los gobiernos de la democracia, se encuentran en el suelo.

No entendemos cómo se sigue manteniendo convenios petroleros con las islas de caribe sin recibir el valor real de nuestro petróleo. No comprendemos como la canciller de la República anuncia la donación de miles de millones de dólares para refinerías estatales de repúblicas caribeñas, mientras nuestro pueblo tienen que acudir a centros hospitalarios vacíos de equipos y plagados de contaminación.

Ese es el patriotismo que habla el Gobierno, ese que se basa en comida para el vecino y hambre para quienes viven dentro de la casa.

La palabra “patria” le queda grande a cada uno de los representantes del Gobierno, porque ellos con sus acciones son los primeros apátridas porque sienten más las necesidades de los enfermos de La Habana, Quito, Lima, Buenos Aires, que los propios connacionales que se encuentran a la buena de Dios.

El petrolero venezolano dejó de ser de todos los venezolanos, como dice el slogan de Pdvsa, para convertirse en el petróleo de todos menos de los venezolanos, excepto de aquellos que poseen enormes cifras de depósitos en entidades bancarias extranjeras.

Mientras que el pueblo de la zona sur, norte, centro y oeste de Anzoátegui, como de toda Venezuela padecen por los problemas en materia de salud pública, de seguro que los altos efectivos políticos del madurismo se hacen sus chequeos médicos en las grandes clínicas de Estados Unidos, lo que aún puede entrar al Norte, o en los grandes centros de salud de España, Francia, Alemania o Italia.

Por Antonio Barreto Sira

Contenido Relacionado