Cogito ergo sum: "Frente a la dictadura", por @jdsolorzano - LeaNoticias.com

Cogito ergo sum: “Frente a la dictadura”, por @jdsolorzano

@jdsolorzanoAnte las constantes acciones de la Guardia Nacional, me niego a calificarla de Bolivariana, es justo y necesario recordar su papel ante el país, la historia y sobre todo de Dios, por los hechos de represión que protagonizan en contra del pueblo joven y pacífico de Venezuela.

Hoy cuando observamos a los efectivos de este cuerpo militar arremeter salvajemente en contra de estudiantes, amas de casa y abuelos y abuelas de Venezuela, nos preguntamos ¿qué habrá pasado con su honor, ese que alguna vez fue su divisa?

Me vienen a la mente algunas frases, para reflexionar sobre el rol que han jugado, juegan y jugaran las Fuerzas Armadas en los hechos políticos y sociales, por lo menos en nuestras repúblicas Latinoamericanas, y sobre las consecuencias de sus actos de hoy.

“Si la responsabilidad de las Fuerzas Armadas no es responsabilidad global, es responsabilidad pasiva, de tolerancia. Los escasos brotes de descontento castrense surgidos afirman la existencia de núcleo opositores a la orientación de la dictadura, pero mal alcanzan a borrar la responsabilidad de apoyar la opresión, sólo se borra apoyando la reconquista de la libertad”.

¡Qué vigentes estas palabras! ¿Sabes quién las dijo y cuándo las dijo?

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Las pronunció el ex-Presidente Luis Herrera Campins en Munich, Alemania, a finales de enero de 1957, no obstante sus palabras de aquella ocasión encajan perfectamente en lo que estamos viviendo hoy en día en Venezuela.

En la actualidad poseemos un sistema que a pesar de su careta democrática, seudo-electoral, se comporta como un régimen totalitario que niega los más elementales  principios de la libertad y democracia.

El vetusto dirigente socialcristiano en esa misma oportunidad también nos habla de la ilegitimidad del Gobierno de Venezuela en la década de los años 50, lo cual también  posee un increíble paralelismo como lo que padecemos hoy en día, por lo que asumo su cita como un deber cívico y moral.

He aquí la aseveración del Presidente Herrera: “La dictadura venezolana es un gobierno ilegítimo tanto en su origen inmediato (fraude electoral) como por el ejercicio del poder: Ha conculcado la libertad, ha anulado los derechos de la persona, convertido a la administración pública en una empresa mercantil de  enriquecimiento ilícito y transformado la justicia en caricatura de la verdad, en nombre de la razón de Estado…”

Si ayer fue el Estado hoy se refieren a la “revolución”, ente eterio que justifica todas las atrocidades de un régimen que desde hace mucho tiempo dejó a un lado cualquier vestigio de  ética y moralidad, echándose en un océano de impúdica embriaguez de poder.

El Libertador Simón Bolívar fue aún más fuerte, breve y lapidario al decir: “Maldito el soldado que levante sus armas contra el pueblo”

Y fue el Padre de la Patria quien en el Congreso de Angostura en 1819 dispuso la obediencia y no beligerancia del Ejército al poder civil y en los asuntos públicos, por eso hacemos un llamado de atención a los militares venezolanos.

Los integrantes de las  Fuerzas Armadas y especialmente la Guardia Nacional deben saber que desde los Juicios de Nuremberg entre el 20 de noviembre de 1945  y el primero de octubre de 1946 aquella excusa de que “sólo cumplía órdenes” quedó totalmente desechada. ¡Tú, como funcionario, tienes responsabilidad ante tus acciones!

El perdón, es muy difícil de otorgarlo cuando quien tiene que darlo sabe que aquél que lo pide pudo evitar la actuación que hoy se perdona. Hoy puedes democrática e institucionalmente pararte frente a la dictadura y evitar las acciones que más tarde pueden llevarte al arrepentimiento.

José Dionisio Solórzano / @jdsolorzano

Contenido Relacionado