¿Cómo construiste tu autoestima?

La autoestima de una persona es como su sistema inmunológico, es lo que nos permite combatir los ataques externos y nos permite diferenciar lo que es nuestro de lo que no. Y así como nos nutrimos correctamente para que todos los glóbulos del cuerpo funcionen, también debemos nutrir nuestra mente. Así lo afirma Christina Berton, Directora de Dove Proyecto para la Autoestima en México.

Cómo construiste tu autoestima

Si un glóbulo falla todo el sistema falla… Si un pensamiento te agrede, toda tu personalidad se debilita.

“La autoestima son los pensamientos que tenemos sobre nosotras mismas, “es lo que opino acerca de mi persona y cómo me siento al respecto”.

La mayor parte de estos pensamientos los arrastramos desde chiquitas, desde que estamos en la panza empezamos a percibir diferentes mensajes que luego se van a traducir en creencias. “Somos como una esponja, absorbemos tanto el miedo como la alegría”.

Christina asegura que cuando recibimos un mensaje lo analizamos y lo ponemos en nuestro sistema de creencias, explicando así como la mayor parte de nuestros pensamientos provienen de nuestra infancia y adolescencia.

“Desde pequeñas recibimos mensajes de nuestra apariencia física… lo mejor que te pueden decir es ‘qué bonita’. Hasta los 25 años la apariencia física es lo más importante, si eres bonita la gente te presta atención, eres popular… Lo interesante sería enseñar a nuestras hijas a desarrollar un ojo crítico y que no intentaran replicar estos estereotipos demasiado delgados e irreales”.

En la charla que tuvimos con ella, Christina nos recordó que aprendemos de observar a nuestros papás: “nuestra autoestima está basada en pensamientos que arrastramos desde chicas y estos pensamientos están involucrados en cómo nos sentimos. Primero los papás y luego la sociedad son quienes contribuyen a la formación de nuestra autoestima”.

¿Cómo podemos re construir nuestra autoestima?

Independientemente de los mensajes que escuchaste de chica, que te repetiste de adolescente y que te sigues creyendo, nuestra autoestima está constante cambio y aún estamos a tiempo de comenzar a mandarnos mensajes más positivos.

“Necesitamos revisar nuestro sistema de creencias. Desde la forma en la que hacemos cumplidos a otras mujeres hasta lo que pensamos de nosotras mismas, estamos tratando de igualar ideales de belleza que no son reales”.

Tu autoestima se vive… no se dice.

“Amarse es comer bien, hacer ejercicio… es tener un cuerpo sano tanto física como emocionalmente.”

La fuerza que necesitamos para reprogramar nuestro sistema de creencias está en nosotras mismas. La misma fuerza que tenemos para enfrentar situaciones difíciles de la vida es la fuerza que nos dará la confianza que necesitamos para amar nuestro cuerpo tal como es, llenarlo de hábitos sanos por el mismo amor que le tenemos, y entender que si toda la energía que empleamos criticando nuestro cuerpo la usáramos amándolo viviríamos una vida mucho más plena.

Es importante repetirnos constantemente que somos perfectas, que somos suficiente con nuestras imperfecciones, y tener una aceptación honesta de lo que somos, con debilidades y fortalezas y que así somos dignas de ser amadas.

“Soy suficiente con mis imperfecciones”

Fuente: [actitudfem.com]

Contenido Relacionado