Diez trucos para comenzar bien el día - LeaNoticias.com

Diez trucos para comenzar bien el día

A veces resulta difícil levantarse temprano y de buen humor, condiciones especialmente importantes para comenzar un día con buena actitud y llenos de energía positiva. El Mundo.

felicidad

Por eso te ofrecemos los 10 tips para empezar bien tu día, con información publicada por Taringa.com
1. Establece una rutina. Para que tu cuerpo descanse de verdad es importante que establezcas un horario lo más fijo posible para dormir y despertar.

Hay que ser rutinario, no cambiar horarios. Dormirse a la misma hora y levantarse siempre igual es muy bueno para el organismo porque éste se acostumbra a estar ciertas horas en reposo.

Además, cuando por alguna razón no se durmieron todas las horas de costumbre es necesario que se recuperen con una siesta.

Los adultos en promedio duermen 8 horas y los adolescentes hasta 9 y media, pero depende de cada persona encontrar su horario.


2.
Despierta con música. La alarma de tu despertador no sólo interrumpe tu sueño sino que te espanta y hasta te hace despertar segundos antes sólo para apagarla y no tener que escuchar su sonido del espanto… Arregla eso cambiándola por una música de tu agrado. Así tendrás un despertar más tranquilo y reparador.

Aunque no está comprobado que el sonido que se usa para despertar tiene efecto en el rendimiento de la persona, es más agradable y suave despertar con música. Sin embargo, si descansaste bien, no debes tener necesidad de usar una, pues tu cuerpo ya sabe biológicamente a qué hora despertar.

Es bueno que no te levantes de inmediato. Así que no dudes en poner pausa a la alarma, pero no hagas más de tres veces ese gustito.

3. Estírate como gato. Para empezar bien el día no hay nada mejor que estirarse.

Estírate como si fueras un gato que acaba de despertar por la mañana. Imagina que puedes alcanzar el techo o cualquier cosa muy lejana, pues es la única forma en la que tus músculos despierten y se relajen.

Cuando dormimos, aunque nos movemos, permanecemos mucho sin actividad física y hay que activar el cuerpo. Es como hacerlo antes de ejercitarse; además el estiramiento también se debe repetir en cualquier momento del día, especialmente después de estar mucho tiempo sentado, para relajar los músculos.

4. No abandones la cama de un brinco. Si eres de los que pegan un brinco para salir de la cama al sonar el despertador, malas noticias, seguro tu rendimiento no es el ideal para todo el día.

Al salir de inmediato de la cama haces que tu organismo se active de golpe, sin darle tiempo a hacerse a la idea de que ya es un nuevo día.

La recomendación es despertar y permanecer unos minutos más acostado, después sentarse en la cama y usar ese tiempo en pensar y analizar lo que se hará en el día, sin preocuparse, más bien, de forma positiva.

Finalmente, en no más de 10 minutos… para arriba y ¡a empezar!

5. Muévete por 10 minutos. Aunque lo ideal por las mañanas es tener una completa rutina de ejercicios para mantenerte saludable, mover tu cuerpo por unos 10 minutos también ayuda.

Caminar o utilizar algún aparato en casa te ayudarán a activar tu cuerpo, llenarlo de energía, mantenerte sano y en forma.

Tal vez no te animes a ir al gimnasio, pero no dudes en darle tres vueltas a tu casa, recorrer la manzana de tu colonia o ir súper rápido a un parque cercano para moverte; es probable que después de varios días te sientas más sano e incluyas una rutina más larga.

6. Toma un buen baño. Ya que estás fuera de la cama lo ideal es tomar un buen baño, en calidad y no cantidad, para despabilar,despertar y encender las pilas.

Tampoco se trata de tirar mucha agua, por eso, tu baño no debe excederse de 15 minutos. Incluso, si logras bañarte en menos de 10 minutos, mejor.

Champú, gel de baño y agua tibia pueden ser suficientes para hacer que tu día sea muy bueno y productivo.

Al final, si lo aguantas, cierra el agua caliente y deja por unos segundos que te pase por el cuerpo el agua fría.

7. Consiéntete. Después de salir de la regadera es básico darte unos 10 minutos para ti.

Mírate en el espejo y di: “que bien me veo hoy”; cepilla tu cabello, ponte crema, date un masaje en los pies, en fin, no dudes en tratarte bien a ti mismo para que tu autoestima se eleve y tu productividad también vaya a la alza.

También es importante que pongas atención en tu vestuario, pues será la imagen que darás durante todo el día y si a ti no te hace feliz, no proyectarás la imagen necesaria para tener un buen día.

8. ¡Desayuna! Jamás, sí, jamás, empieces tus actividades sin desayunar.

Romper el ayuno por las mañanas es lo más importante que hay que hacer, pues es con esa cantidad de alimentos con lo que cargarás todas las pilas necesarias.

Si puedes tener un desayuno completo que incluya fruta, proteínas, cereales y frutas, excelente. Si no, con un yogur, fruta y jugo es suficiente.

No te excedas en el consumo de café, pues al final del día, toda la cafeína consumida en el día puede ser un estimulante para que no duermas.

9. No salgas con prisa. Salir corriendo de casa por tener el tiempo en contra no es lo mejor que puedes hacer.

Ir contra tiempo, lo único que te hace hacer es estresarte por algo que puedes controlar a la perfección. Además, al ir con prisas es más probable que tengas un accidente automovilístico.

Si te propones establecer un horario de salida tus ganancias son muchas, porque hasta tu humor no se alterará con el tráfico y las prisas.

10. Sé feliz. Solo tú sabes como hacerlo.

Contenido Relacionado

Related Topics