El Calabozo de la Libertad: “Un GPS para Vielma Mora” por @GustavoAzocarA

Estimado José Gregorio:

gustavo azocarTengo la leve impresión de que las cosas no te están saliendo muy bien en el Táchira, donde el ¨dedo¨ democrático de Hugo Chávez, te nombró candidato a la Gobernación dejando con los crespos hechos a más de un revolucionario que se creía con todo derecho a ser el abanderado del Psuv.

En la calle, todo el mundo comenta, como un chiste, tus declaraciones en la prensa, tus metidas de pata, y tu falta de conocimiento de la geografía tachirense. Me cuentan que tu Comando de Campaña se come las uñas producto de los nervios cada vez que te posas frente a una cámara de televisión, de sólo pensar las vainas que puedas declarar.

Me dicen por ejemplo, que en un programa de radio te declaraste “socialista y revolucionario”, pero que al mismo tiempo admitiste tu vinculación con empresas muy prósperas en el país, algunas de las cuales no tienen nada de socialistas, sino que más bien, son paladines del capitalismo más ramplón y salvaje.

Me contaron que en estos días, tu comando te invitó a un casa a casa en Sabaneta, una zona popular en la entrada de San Cristóbal, y tú reaccionaste alarmado, porque pensabas que te estaban invitando a Sabaneta de Barinas. Otro día te propusieron un recorrido por el barrio La Guaira y protestaste porque creiste que te estaban invitando al estado Vargas. Luego te dijeron que fueras a Boconó, y pensaste que te estaban llevando al estado Trujillo.

Esas tres escenas, ocurridas en tan solo una semana de campaña, demuestran a todas claras, que estás desorientado, que tienes problemas con la brújula y que todavía no terminas de aterrizar en el estado Táchira. Como bien lo diría mi abuela Julia, a quien Dios tenga en la Gloria: estás más perdido que Adán el Día de las Madres.

Pero si analizamos bien las cosas, habría que concluir en que tu desorientación tiene cierta lógica: llegaste al estado Táchira el viernes 12 de octubre, por cierto, en un transporte muy revolucionario y socialista: un Jet Citation, con matrícula de EEUU, N955HG, valorado en poco más de 8 millones de dólares.

Si te hubieses venido por tierra, desde Caracas, como lo hace la gran mayoría de los tachirenses, quizás habrías conocido un poco más nuestra geografía y no estarías metiendo tanto la pata.

La lista de tus torpezas, que ya forman parte de la chistografía política tachirense, y que están siendo copiadas para ser insertadas en los libretos de los programas de humor de la región, es más o menos esta:

1) Dijiste, en una entrevista con medios de comunicación, que venías a visitar al Santo Cristo de La Fría. Tal afirmación, no sólo fue una torpeza, sino una verdadera falta de respeto hacia el pueblo tachirense, uno de los más católicos y creyentes de todo el país, pues te referías, nada más y nada menos, que al Santo Patrono del Táchira. Monseñor Mario del Valle Moronta Rodríguez, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, te habría jalado las orejas inmediatamente, para recordarte algo que todos los venezolanos sabemos: que el Santo Cristo no está en La Fría, sino en La Grita donde se le venera y se le respeta desde hace 400 años.

2) Dijiste, en una entrevista en el Diario La Nación, que el fundador de La Grita había sido San Sebastián. Bastaba revisar un poco la historia para saber dos cosas: primero, que San Sebastián fue un soldado romano, nacido en Francia en el año 256 y muerto en el año 288. Y Segundo, que la ciudad de La Grita, fue fundada en 1576 por el capitán español Don Francisco de Cáceres. En pocas palabras, la grita fue fundada casi 1300 años después de la muerte de San Sebastián, el patrono de San Cristóbal.

3) Tu más reciente metida de pata, fue en una emisora de radio, donde dijiste, con tu cara muy lavada, que la Escuela Bustamante, donde la rectora del CNE, Socorro Hernández, te puso a votar como por arte de magia, en menos de 24 horas, violando expresas disposiciones y normas del propio Consejo Nacional Electoral, quedaba en la parroquia La Concordia, cuando aquí todo el mundo sabe que esa institución queda en la parroquia San Juan Bautista.

Todo esto nos confirma, mi estimado Capitán Vielma Mora, que usted no solamente anda perdido, desorientado y desubicado, sino que su escaso conocimiento de la geografía tachirense, lo inhabilitan políticamente para asumir la grandísima responsabilidad de conducir los destinos del Táchira durante los próximos 4 años.

Menos mal que no es usted el Capitán de un barco, porque imagínese confundir Margarita con Madagascar. Que tal que fuera usted el capitán de un avión, y que en lugar de aterrizar en Barcelona, Anzoátegui, nos llevara a Barcelona, España.

Pero tranquilo mi capitán, ya recogimos una platica para regalarle un GPS, quizás con ese aparatico, nada socialista y poco revolucionario, usted pueda planificar mejor sus recorridos por el Táchira.

Por Gustavo Azocar Alcalá / @GustavoAzocarA

Contenido Relacionado