Oferta masiva de empleo en Huelva: “O se encuentra mano de obra ya o se pierde toda la fresa”

El campo sigue a pleno rendimiento a pesar del coronavirus para evitar desabastecimiento de alimentos en el mercado, pero la fruta hay que recolectarla cuando se encuentra en su momento justo.

Es el caso de los frutos rojos en Huelva, provincia líder en producción a nivel europeo. “o se encuentra mano de obra urgente o se abandonarán las hectáreas”, aseguran desde la Asociación Interprofesional de la Fresa Andaluza (Interfresa).

En condiciones normales, en estos meses de marzo y abril estarían trabajando en la recolección de estos frutos unas 80.000 personas. Si los agricultores tienen problemas para encontrar mano de obra todos los años, en este, con el COVID-19, mucho más.

Por lo pronto, los 9.000 trabajadores marroquíes, la mayoría mujeres, que ya deberían estar en la provincia, se han quedado en la frontera de Marruecos por el coronavirus, al igual que ocurre con otros tantos procedentes de países de la Unión Europea, según informan desde la organización agraria a EL ESPAÑOL.

Por ello, la asociación, de la que forma parte Freshuelva, junto a Asaja y Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva, ha pedido este mismo lunes al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) que lance una oferta masiva para obtener esa mano de obra que falta para que los frutos rojos puedan seguir llegando a los hogares de España y de Europa.

Los que están aquí, tanto los 6.000 de nacionalidad marroquí, los europeos y los locales, sí acuden al campo diariamente pero también con ciertos problemas de logística, produciéndose un absentismo y una merma importante en la recolección de una fruta, especialmente la fresa, que tiene su tiempo.

Restricciones

Por tanto, desde Interfresa han mostrado su preocupación por las restricciones en el protocolo de transporte, ya que no se puede viajar más de una persona en el interior de un vehículo, lo que está provocando que haya trabajadores que no puedan acudir a las fincas a recolectar al no tener uno propio.

También los agricultores han intentado articular un servicio de autobuses, que solo podrían cubrirse en un tercio de sus plazas, para los traslados pero no hay parque de autocares suficiente para llevar al campo a tantos trabajadores, que alcanzan los 50.000.

Por este motivo, la pasada semana solicitaron a la Subdelegación del Gobierno, a través de un escrito, que articulara cuantas medidas sean necesarias para incentivar y garantizar una oferta efectiva de colocaciones a través del SAE, que permita cubrir la urgente necesidad de mano de obra, y que, al ser reconocida esta actividad prioritaria, permita el máximo de plazas ocupadas en vehículos para garantizar la viabilidad del trabajo.

De igual manera, le solicita la puesta en marcha de cuantas gestiones sean necesarias para facilitar el transporte por carretera de los productos desde el origen al destino, garantizando la libre circulación y el regreso de los transportistas al punto de retorno. También se pide que el contingente de trabajadores intracomunitarios puedan llegar con garantías a Huelva e, incluso, articular el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas, si fuera necesario, para coordinar en cuantas gestiones logísticas sean necesarias.

En la misiva, firmada por los tres presidentes que componen Interfresa, se insiste en que “esta merma no solo entorpece nuestra obligación como abastecedores de productos de primera necesidad en un estado de alarma, sino que además pone en peligro muchas hectáreas de cultivo”. Esos terrenos “tendrán que ser abandonados por falta de mano de obra, algo que supondrá perdidas económicas, de empleo y un desperdicio de alimento en una situación como la que atravesamos”, se añade.

No obstante, aseguran desde el sector que para la mano de obra extranjera que se encuentra trabajando en la provincia -la mayoría mujeres-, se mantiene a pleno rendimiento su equipo de consultores de integración creado dentro del Plan de Responsabilidad Ética, Laboral y Social (Prelsi) de la Interprofesional.

Se trata de un colectivo compuesto por 14 profesionales de nacionalidad española y marroquí, hombres y mujeres que en circunstancias normales tienen como función informar y atender a las trabajadoras marroquíes con contrato en origen que prestan su labor en los campos onubenses. Estos días están informándolas de los protocolos de seguridad e higiene ante el estado de alerta declarado.

Respuesta del SAE

De esta situación nace la necesidad de que el SAE lance esta campaña para cubrir al menos el descubierto que ha dejado el contingente marroquí, que supera los 9.000 puestos de trabajo.

Por su parte, el servicio andaluz ya ha recogido el guante y ha asegurado que la Consejería de Empleo sigue reforzando la atención a demandantes de empleo y a las empresas a través de medidas excepcionales puestas en marcha ante la situación provocada por el coronavirus, especialmente las del sector agrícola.

Al respecto, el delegado territorial de Empleo en Huelva, Antonio Augustín, ha subrayado que el SAE seguirá con su actividad a través de la Red de Agentes de Empresas que, a día de hoy, “tiene publicadas varias ofertas de empleo y que atiende en este momento la petición de cuatro empresas de la provincia y la solicitud de 1.420 puestos de empleo”, ha agregado.

Contenido Relacionado