Estudiantes universitarios apuestan por la eliminación de la adicción tabáquica

Con el lema “tenemos derecho a respirar un aire puro”, estudiantes universitarios del municipio Guanare desarrollaron una caminata por las principales calles de la capital de Portuguesa, para alertar a la población sobre los daños que el cigarrillo causa a la salud.

universitarios

Esta fue una de las actividades planificadas a propósito de la celebración del Día Mundial de No Fumar, ejecutadas por un equipo multidisciplinario de la Dirección Estadal de Salud de Portuguesa, bajo la batuta de la jefatura del Programa Antitabáquico.

Trabajadoras sociales, voceros comunitarios y público en general se sumaron al recorrido, distribuyendo material alusivo a la prevención de la adicción tabáquica, la cual está asociada a distintas enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión arterial, accidente cerebrovascular y daño renal, entre otras.

Los triunfadores de la Misión Sucre y bachilleres de la UNEFA (Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada) núcleo Guanare apostaron por llamar la atención hacia los derechos del fumador pasivo, quien a pesar de no consumir tabaco y sus derivados, también es víctima de sus efectos nocivos.

El vocero de este grupo de estudiantes, Jorge Luis Díaz, indicó que en todas las aldeas universitarias de Portuguesa se vela porque se respeten los espacios libres de humo de tabaco. “Poco a poco, vemos resultados positivos. Ahora, los fumadores piensan dos veces antes de encender in cigarrillo delante de los demás compañeros de estudio”, dijo.

Norma que se cumple

Paralelamente a las actividades de prevención, el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria realiza inspecciones en los establecimientos y centros públicos de reunión, para verificar el cumplimiento de la Norma 030, que decreta los espacios libres de humo de tabaco.

Más de 5.000 establecimientos han sido visitados y casi en su totalidad cumplen con esta disposición, que garantiza el derecho de todos y todas a respirar un aire limpio y disminuye el número de fumadores nuevos y recurrentes en espacios públicos.

Comerciantes consultados sobre el efecto de la norma 030 coinciden en lo positivo de su entrada en vigencia, pues con la eliminación del humo de tabaco en sus establecimientos ha aumentado incluso la rentabilidad.

“Familias enteras vienen y consumen más, porque al no haber fumadores traen a sus niños y a los adultos mayores, permaneciendo más tiempo en el negocio y ello significa mayores ventas”, dijo uno de los consultados, dueño de una panadería.

Yorsi García, usuaria de un local de comida rápida, explicó que siempre verifica que los espacios que visita tengan el cartel de o fumar, porque este instructivo le da seguridad de que tanto ella como su familia “respiran un aire más sano y sin riesgos”.

Prensa MPPS.-

Contenido Relacionado