Famosos cuya identidad nadie nunca conoció - LeaNoticias.com

Famosos cuya identidad nadie nunca conoció

Actualmente la privacidad y el anonimato en nuestra sociedad van en decadencia. Cada vez hay más medios de comunicación, los gobiernos instalan más cámaras de seguridad, la gente cuenta con cámaras en sus teléfonos móviles e incluso, nosotros mismos a través de las redes sociales, publicamos dónde estamos, qué hacemos, compartimos fotos e información personal. En pocas palabras, en caso de ser necesario sería muy fácil identificar quiénes somos y hasta cómo contactarnos.

image
Sin embargo, según el sitio cracked.com, en la historia hay algunas personas que han figurado de manera pública y que a pesar de ello, aún no se conoce su verdadera identidad. Desde parejas románticas hasta asesinos, en De10.mx te presentamos la historia de estos famosos desconocidos.

Los amantes de Times Square. Después de que el entonces presidente de Estados Unidos, Harry S. Truman, anunció en 1945 la rendición incondicional de Japón y el esperado final de la Segunda Guerra Mundial, las calles estadounidenses fueron testigos de los besos que un marinero empezó a repartir a todas las jóvenes que pasaban por Times Square en Nueva York, de acuerdo al sitio elmundo.es.

Una fotografía fue testigo del suceso, capturando el momento en que el marinero esta besando a una enfermera. La identidad de la pareja desde entonces ha sido una incógnita, aunque varios hombres y mujeres han declarado ser el marinero y la enfermera de la foto e intentado hacer todo lo posible para demostrarlo. Se comenta que el que tiene la mejor historia es George Mendonsa, quien asegura que su actual esposa, puede verse al fondo de algunas de las imágenes, aunque esto queda en duda, puesto que la mujer tiene una gran sonrisa.

clip_image001

El Asesino del Zodiaco. Entre los años 1966 y 1974, una serie de cartas fueron enviadas a los medios de comunicación locales de California, las cuales comenzaban con el saludo “Este es el Zodiaco que habla” y eran firmadas con el mismo símbolo, una cruz dentro de un círculo. Sin duda el Zodiaco es uno de los asesinos en serie más notorios de la historia moderna. Sus víctimas eran parejas que se encontraban fuera del área de San Francisco, y autoridades confirmaron al menos cinco casos de su autoría, sin embargo, el asesino declaró haber matado a muchas más personas.

Fue visto en un par de ocasiones, una vez cubriendo su cabeza con una extraña capucha y otra sin ella. Su forma de operar lo hizo famoso no sólo en Estados Unidos, sino también en el resto del mundo, lo que ha sido inspiración para series de televisión y películas.

Al día de hoy, el Asesino del Zodiaco no ha sido capturado. En 1991 fue arrestado un sospechoso llamado Arthur Leigh Allen, quien coincidía con la descripción del retrato hablado y además poseía el mismo tipo de máquina de escribir con la que las cartas eran escritas. También, compañeros de trabajo en una estación de gasolina, aseguraron que había conversaciones sobre la idea para un libro sobre un asesino llamado zodiaco, que mataría parejas justo como el Asesino del Zodiaco lo hizo.

Sin embargo, las huellas digitales de Allen no correspondieron con las que se tenían registradas del asesino, por lo que el hombre nunca fue acusado. Con el objetivo de asegurarse de que efectivamente no era él al que estaban buscando, se hizo un comparativo de su ADN con el que se había recogido en 1968, y los resultados fueron negativos. Hasta hoy el caso sigue abierto.

clip_image002

Babushka Lady. Existen varias teorías alrededor de la muerte de John F. Kennedy, quien “oficialmente” fue asesinado por un comunista local llamado Lee Harvey Oswald, desde un edificio ubicado al otro lado de la calle por donde pasaba la caravana de Kennedy. Entre la serie de teorías de conspiración en contra del entonces mandatario estadounidense, existe la hipótesis de que un segundo tirador, se encontraba tras un arbusto.

Personas que estuvieron presentes en el momento del atentado, pudieron ver lo que sucedió, aunque algunas lograron ver más que otras. Entre ellas, probablemente la persona más conocida, pero que nunca se identificó, es una mujer que ha sido nombrada como “babushka lady”. Ella aparece en la película que fue filmada durante el asesinato, justo enfrente de la caravana de vehículos. Además la mujer portaba una cámara fotográfica y estuvo tomando fotos que quizá hayan logrado capturar si efectivamente, un hombre se encontraba o no tras los arbustos.

A pesar de que existen numerosas fotos donde se ve claramente a la mujer ese día, no se ha identificado todavía. Sólo una persona en 1970 se presento como la “babushka lady”, una bailarina exótica llamada Beverly Oliver, quien incluso escribió un libro en el que declaraba que agentes federales le habían decomisado la película de su cámara. Su declaración fue convincente, hasta que declaró que había utilizado una cámara que no se había fabricado hasta finales de los 60, y que Oliver en ese tiempo tendría 17 años de edad, siendo que la mujer desconocida, claramente se ve que es más grande.

clip_image003

clip_image004

El asesino de Olof Palme. El Primer Ministro Sueco, Olof Palme, fue asesinado en 1986, cuando se dirigía a su casa después de ir al cine junto con su esposa en el centro de Estocolmo. Un hombre con una pistola que se ocultaba en las sombras, salió sorpresivamente y disparó contra Palme.

Numerosas teorías han surgido sobre el verdadero motivo del asesinato, pero aún más extraño, tratándose de la muerte de un primer ministro, es que el asesino sigue sin identificarse. Las acusaciones llegaron a señalar desde Alemania hasta a grupos terroristas de Yugoslavia. Pero quizá la más convincente, es que en la era del apartheid, África ordenó dar el golpe. Palme era conocido por hablar en contra del apartheid, un artículo que trataba sobre la segregación racial que existió en Sudáfrica.

clip_image005

El protestante de Tiananmen. Este hombre, hace aproximadamente dos décadas, se plantó frente a una fila de tanques militares en la avenida pequinesa de Chang’An, en forma de protesta individual horas después de que cientos de jóvenes murieran bajo las cadenas de oruga y los proyectiles de dichos vehículos blindados, así lo menciona elmundo.es. La imagen fue capturada por al menos tres fotógrafos desde los balcones del hotel Beijing, junto a la plaza de Tiananmen.

El protestante parecía haber ido de compras, puesto que cargaba unas bolsas de plástico y decidió cortar el paso de los tanques, posteriormente subió a la torreta del vehículo para hablar con el soldado que se encontraba en el interior.

Después del suceso, los informes eran incompletos y contradictorios. Los diarios británicos informaron que el hombre era posiblemente un estudiante de 19 años llamado Wang Wilin, mientras otros lo negaban. Cuando el partido comunista de China investigó el nombre, no logró encontrar ningún registro. Muchos funcionario occidentales han sostenido que el hombre fue ejecutado pocas semanas después del incidente, mientras que las personas que se encontraban en las protestas han afirmado que está vivo en algún lugar de China.

clip_image006

Jack el Destripador. Bien podría decirse que el asesino más conocido de todos los tiempos es Jack el Destripador, quien aterrorizaba a las prostitutas de Londres en 1888. La policía hizo todo lo posible para dar con el asesino, sin embargo, no lo lograron y nadie se presento declarando ser Jack. Llegó 1890 y la neurosis causada en la población por el caso se calmó.

A pesar del tiempo transcurrido, las pistas no han dado idea de quién pudo ser realmente el hombre. La policía planteó que el Destripador pudo haber sido cirujano o un carnicero, pero otros dijeron que esto era imposible, pues los asesinatos no requerían una habilidad especifica. La prensa y la policía, durante esa época, no podían ponerse de acuerdo sobre los sospechosos, y tampoco ahora los investigadores.

Aunque Jack dejó pistas que actualmente podrían ayudar a descubrir su identidad, a través de un análisis de ADN, como lo fue una carta que envió a la policía con un riñón humano, se perdió todo rastro de ellas; lo que deja a los investigadores tan cerca de encontrar al asesino como hace 100 años.

clip_image007

Contenido Relacionado

Related Topics