Hospital en Caracas tiene la morgue clausurada y tienen que dejar a los cadáveres en los pasillos

Un olor a humedad y basura se esparce por un lugar oscuro donde reposan los restos de dos personas que fallecieron por causas naturales en las instalaciones del Periférico de Catia. Un cadáver estaba tendido y cubierto con sábanas coloridas en una camilla, mientras que otro, con signos de descomposición, permanecía bocabajo sobre la otra cama, medio tapado y con un pañal.

Foto cortesía: El Nacional

Los cuerpos estaban en el pasillo frente a la morgue, pues el depósito de cadáveres no funciona desde hace más de tres años debido a que el compresor de la nevera se averió. En el lugar han estallado al menos cinco cuerpos entre 2016 y lo que va de 2017, según informó una fuente del centro de salud.

El año pasado denunciaron que tres cuerpos estallaron debido a que no fueron reclamados por sus familiares y funcionarios de la Medicatura Forense no llegaron para retirarlos del recinto. Este año aseguraron que los dos cuerpos que explotaron en marzo permanecieron una semana abandonados.

El hedor de putrefacción se liga con el de la basura acumulada en las afueras de la morgue. A unos pocos metros del lugar se aprecian los contenedores de desperdicios del hospital y la casilla de desechos tóxicos, en las que colocan las partes humanas amputadas envueltas en bolsas especiales.

Las paredes, pisos, techos, sillas y camillas del recinto reflejan el abandono. Las cerámicas, de un blanco ennegrecido, están rotas y algunos consultorios no tienen techo, pese a que en 2014 indicaron para Radio Mundial que los techos habían sido impermealizados. En todo el hospital se percibe un sofocante calor debido a la falta de aire acondicionado.

Un trabajador del lugar indicó que, desde hace mucho tiempo, las autoridades no han entregado colchones al personal del hospital para las camillas. Pacientes denunciaron que la habitación en la que están los afectados con bacterias no tiene aire acondicionado, necesario para evitar la propagación de microbios.

Los pacientes que son operados deben ser cargados por los enfermeros hasta el quirófano, debido a que el ascensor habilitado para transportar a los enfermos está inoperativo.

Lo único que, según una fuente del Periférico de Catia, se le puede ofrecer a los pacientes es suero, soluciones, buscapina intravenosa y recolectores de orina.

El Nacional

Contenido Relacionado