Los glúteos de famosa... falsos y peligrosos - Lea Noticias

Los glúteos de famosa… falsos y peligrosos

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Gracias a los avances médicos de los últimos años, hoy en día, las mujeres que buscan lucir despampanantes y perfectas, poniéndose en manos de un buen cirujano plástico, pueden llegar a tener ese aspecto físico deseado.

image

Las nuevas técnicas van más allá de la cirugías; en ocasiones, ya no es necesario ingresar al quirófano para hacerse esos retoques, existen una variedad de productos que pueden hacer lo mismo, ahorrando dolores y tiempo.

Uno de los más populares son las inyecciones de diversos tipos de sustancias que cumplen con distintos objetivos. Sabemos que el bótox es una de las más recurridas y la que menos riesgos acarrea; sin embargo, existen otras llamadas "milagro" que terminan por hacer estragos en la salud.

No hace mucho que nos enteramos del caso de Alejandra Guzmán, quien se puso en manos de la supuesta cosmetóloga Valentina de Albornoz para que le aplicara unas inyecciones que aumentarían el volumen de sus glúteos, mismas que le provocaron una infección que la tuvo casi al borde de la muerte, asegura andina.com.pe.

clip_image001

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Otra famosa que recurrió a este tipo de técnicas de belleza fue la actriz y conductora Gaby Ramírez, quien también en su afán por hacer más prominentes sus glúteos, fue con Albornoz a que le aplicará el mismo método que dejó en muy malas condiciones el estado de salud de la rockera.

Esta sustancia que le fue infiltrada al cuerpo en 2001, hasta la fecha le sigue provocando muchas molestias, al grado que ha tenido que ser intervenida quirúrgicamente en varias ocasiones para intentar extraerle en su totalidad aquel veneno que le fue inyectado. Hace unos días reveló a la revista TV Notas que estuvo a punto de morir por ello, ya que en la última operación estuvo cerca de sufrir un infarto.

clip_image002

Pero, ¿qué es dicha sustancia utilizada para este tipo de tratamientos estéticos y qué males causa?

Según la propia Valentina de Albornoz, en una entrevista para univision.com, explicó que las inyecciones eran de un gel especial que hace más de tres décadas se utilizaban para la reconstrucción de huesos y que hace 15 años comenzó a utilizarse en Brasil para cuestiones estéticas: levantar y dar volumen a esa parte del cuerpo, dando un aspecto muy natural.

Todas las personas que dicen haberse sometido a dicho tratamiento, aseguran que al instante en que les fue administrada la inyección, comenzaron a sentir un dolor muy intenso e hinchazón en la zona, misma que se tornó de un color rojizo encendido; algunas experimentaron mareos, vómitos y escalofríos.

Con el paso de los días, notaron que comenzaron a brotar unas bolas, que en realidad eran abscesos por la infección que dicho líquido provocaba en el organismo, que de no ser atendido a tiempo, puede provocar una septicemia y con ello hasta la muerte.

clip_image003

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Luego de varias semanas de investigación, los médicos llegaron a la conclusión de que la sustancia inyectada en aquella clínica era polivinil-metacrilato, informa larevistadecirugiaestetica.com. De hecho, está prohibido su uso médico, ya que el cuerpo al detectarla, inmediatamente produce una reacción alérgica que hace que comiencen a crearse una serie de microfibromas que derivan finalmente en una infección. Retirar dicho tejido resulta muy complicado, por lo que se requieren de varias intervenciones.

Las ampolletas de silicón tampoco son muy recomendables, pues en ciertos casos también provocan reacciones adversas. Si el producto es rechazado por el cuerpo, gran cantidad de éste podría ir a parar a tus pulmones, provocando su paralización, lo que deriva en una embolia pulmonar; además originan granulomas que se convierten con el tiempo en úlceras sumamente peligrosas.

clip_image004

Deje un comentario