Maracay es la ciudad más cara del país - LeaNoticias.com

Maracay es la ciudad más cara del país

Se desprende de las estadísticas sobre la inflación presentadas por el Banco Central de Venezuela, que el impacto de las medidas por los “precios justos” iniciadas por el mandatario nacional, Nicolás Maduro, tuvieron su mayor impacto en Caracas, quedando las provincias ligeramente rezagadas en el descenso del índice de costos en el ámbito nacional.

maracay

El informe del ente emisor indica que “los descensos registrados en noviembre se manifestaron con mayor énfasis en el área metropolitana de Caracas, donde se centraron las primeras y más destacas medidas del Estado.

Al parecer, las provincias registraron descensos de costos limitados, creando un panorama en el que Caracas pasó a ser, prácticamente, la gran urbe más barata del país.

Esta lista de inflación, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor, se ubica la ciudad de Maracay como la más cara del país, con un promedio de 5,1, comparado con la cifra nacional de 4,8. Le siguen a la capital de Aragua, ciudades como San Cristóbal, donde el registro fue de 5,0.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Luego, el BCV ubicó a la Barcelona y Puerto La Cruz, donde el costo de los productos y servicios aumentó un 4,9. El cuarto lugar fue ocupado por Valencia y Barquisimeto, cuyos habitantes enfrentaron un alza de los precios de 4,7.

Capitales como Mérida (4,6), Maracaibo (4,5) y Maturín (4,5), y Ciudad Guayana, también fueron catalogadas como más caras que Caracas, donde se registró un INPC de 3,7

Cifras Malas

Venezuela cerró el año con una inflación de 56,2% -una de tasas más grandes alcanzadas en casi dos décadas- y un crecimiento económico de 1,6% -muy por debajo de la tasa de 2012_, anunciaron las autoridades el lunes.

La economía venezolana alcanzó un aumento de 1,6% del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del año, abajo del crecimiento de 5,6% en 2012, según las cifras preliminares que difundió el presidente Nicolás Maduro.

Venezuela enfrenta una inflación galopante y un enfriamiento de la economía en medio de crecientes problemas de desabastecimiento, cuyo índice se ubicó en octubre en 22,4%, uno de los más altos desde que comenzó a difundirse el indicador en 2009.

El índice nacional de precios cerró en diciembre en 2,2%, por debajo del indicador del mes anterior que fue de 4,8%, informaron el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en un comunicado.

Las autoridades financieras difundieron los resultados de la inflación de noviembre luego de varias semanas de demora, lo que había suscitado fuertes críticas de analistas y opositores, quienes habían denunciado que el BCV y el INE habían retrasado la publicación de los resultados por presiones del gobierno, que propuso una revisión de la inflación.

En los últimos 12 meses los precios han crecido 56,2%, 36,1 puntos porcentuales por encima del índice que se alcanzó hace un año. Venezuela cerró el año pasado con una inflación de 20,1%.

Aunque Venezuela ha enfrentado en los últimos 20 años altos niveles de inflación, el país no padecía una aceleración tan fuerte como la vista este año desde los años 1995-1996 cuando se reportaron tasas de 56,6% y 103,2%, respectivamente, debido a una crisis financiera y un programa de ajuste económico que impuso el gobierno del entonces presidente Rafael Caldera, ya fallecido.
Venezuela ha registrado la mayor inflación de la región en los últimos siete años a pesar de tener control de precios y de cambio desde hace una década.

El BCV y el INE no incluyeron en su informe el índice de escasez de noviembre y diciembre, que siempre habían difundido en los últimos cuatro años sin demoras. La AP solicitó al BCV una explicación de por qué no se difundió el indicador pero no hubo respuesta de momento.

Venezuela enfrenta desde hace seis años problemas graves de desabastecimiento de algunos alimentos y productos básicos, que se han intensificado en el último año. Para octubre pasado el BCV reportó un índice de escasez de 22,4%.

Durante una conferencia de prensa, Maduro comentó el lunes que la inflación de 56,2% de 2013 es una cifra “inusual” que representa una tasa “inducida” y “especulativa” que fue producto de una “burbuja económica”.

Los resultados de noviembre y diciembre representan una desaceleración en comparación con octubre, cuando se alcanzó una tasa de 5,1%. La desaceleración de los precios coincidió con las medidas que comenzó aplicar Maduro el mes pasado, como reducción de los precios de algunos bienes, expropiaciones de algunos comercios de electrodomésticos y endurecimiento del control de precios.
Durante un acto en el palacio de gobierno, Maduro defendió las acciones que tomó y dijo que de no haberlo hecho “seguramente la inflación de noviembre hubiera sido 8, 9 o 10″, y se habría dado en el país una situación de “colapso, caos, violencia”.

[Fuente: elsiglo.com.ve]

Contenido Relacionado