Nuestra óptica: "Cuando no gano arrebato", por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra óptica: “Cuando no gano arrebato”, por @lodicetodo

Geronimo FigueroaAfirmar que por una “ninguita” no derrotó al “vampiro”, es una manera de irrespetar y agredir la personalidad de quien acaba de ser reelecto por la mayoría de los caraqueños como Alcalde Metropolitano de la ciudad Capital y una forma de degradar a su mínima expresión la majestad de lo que significa la jefatura de estado y de gobierno que en este momento representa el señor Nicolás Maduro Moro. Igualmente decir que reconoce el triunfo del señor Ledezma a pesar de las diferencias que tiene con él y al mismo tiempo nombrar a Ernesto Villegas ministro para la reconstrucción de Caracas, es el máximo irrespeto a la soberanía popular que votó mayoritariamente a favor de Antonio Ledezma.

El nombramiento de Ernesto Villegas después de la derrota electoral el 8 de diciembre, con la excusa de darle protección a la ciudad de Caracas, es la máxima expresión del abuso de poder y la intolerancia de quien se cree muy macho y apoyado para no reconocer a los adversarios políticos y desconocer el triunfo que en buena lid democrática con mas de la mitad de los votos, obtuvo el doctor Antonio Ledezma en la Alcaldía Metropolitana de La Gran Caracas. Con Villeguita se repite la historia de 2008 cuando el difunto designó a dedo a Jackeline

En contraste con la actuación del presidente Nicolás Maduro, en la primera intervención después de haber sido reelecto, el doctor Antonio Ledezma expresó palabras de reconocimiento al que fue su adversario en la contienda del 8 de diciembre, Ernesto Villegas, a quien en ningún momento le dijo palabras que pudieran expresar descalificación alguna para su persona ni mucho menos para lo que representa. Ledezma mas bien, a parte de solicitar al gobierna nacional que le regresaran las competencias arrebatadas, pidió apoyo institucional a todos los caraqueños que no votaron por él y a los que se abstuvieron, para hacer un buen gobierno en la ciudad de Caracas.

Es bien lamentable que el Licdo Ernesto Villegas, a quien no conozco personalmente, pero si conozco a sus hermanos Mario y Vladimir, con quienes en ños años ochenta, tuve la oportunidad de compartir actividades gremiales en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y el Colegio Nacional de Periodistas de caras, caiga en el juego de la intolerancia, la descalificación y el desconocimiento del triunfo de Antonio Ledezma en Caracas, que estamos seguros, no es compartido por sus dos hermanos mayores, como tampoco sería compartido por el “viejo” Cruz Villegas, quien en vida fue militante del partido comunista de Venezuela y sindicalista democrático a carta cabal, con quien cada vez que nos encontrábamos en algún sitio, siempre tenía un consejo para nosotros.

A Ernesto no lo conozco personalmente porque cuando su generación entró a reportear y patear la calle como se dice en periodismo, ya nosotros estábamos de salida y Villeguita nunca activó en la vida gremial. Mario Villegas antes de las elecciones escribió una columna diciendo el por qué votaría por Antonio Ledezma para la Alcaldía Metropolitana de Caracas y por Ismael García para el municipio Libertador caraqueño. Vladimir por su parte, después que abandonó las filas del chavismo, se ha dedicado a ejercer el periodismo independiente y criticar lo que significa la mala gerencia gubernamental. Honor a esos dos “camaradas” como en los viejos tiempos de trabajo gremialista.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

En ese sentido Maduro, no solo a Ernesto Villegas, sino al Potro Alvarez de Petare y a Maicavares en Maturín, les ofreció cargos de ministros protectores de la ciudad, que no es otra cosa que alcaldías paralelas con presupuestos millonarios para entorpecer la gestión de los titulares electos por el pueblo. A ese ritmo, el presidente Maduro tendrá que darle premios de consolación a los perdedores de Maracaibo, San Cristóbal, Mérida, Barquisimeto, Barinas, Valencia, La Asunción y el resto de las ciudades donde perdieron sus candidatos.

O sea, Maduro actúa al propio estilo de lo que es la leyenda del estado mexicano de Jalisco, CUANDO NO GANO ARREBATO.

@lodicetodo / Gerónimo Figueroa

Contenido Relacionado