Nuestra óptica: "El problema venezolano no es de leyes", por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra óptica: “El problema venezolano no es de leyes”, por @lodicetodo

Geronimo-Figueroa @lodicetodoEl presidente Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión que duró mas de tres horas, anunció un chorizo de 28 leyes que según él, combatirán la inseguridad, la corrupción, la especulación, la escasez y traerán la inversión extranjera a nuestro país. Maduro y los agentes cubanos quieren hacer creer que con esos anuncios de la noche a la mañana y como por arte de magia, se terminará la matazón de venezolanos, aparecerán los productos en los anaqueles con precios bajos y los inversionistas extranjeros harán colas para venir con sus dólares a Venezuela a montar negocios.

No mi llave, para que esa vaina ocurra, hace falta mas que ese chorizo de leyes anunciado por Nicolás Maduro. Cuando hace 15 años la mal llamada revolución chavista-madurista tomó el poder, ya en Venezuela existían leyes como esa, pero no han sido aplicadas por los organismos encargados de administrar justicia en nuestro país, porque para los jerarcas comunistas y fascistas, la corrupción y la violencia son política de estado, y les importa muy poco o nada, el bienestar de los pueblos que tienen sometidos. Solo les interesa mantenerse en el poder al precio que sea y como sea.

En 15 años la mal llamada revolución chavista-madurista ha inventado 23 planes supuestamente para combatir la inseguridad, sin embargo la matazón ha crecido. En 1998 los muertos por violencia fueron 4 mil, en 1999 aumentó a 5 mil, luego a 8 mil, después a 10 mil, 12 mil, 14 mil, 18 mil y 25 mil el año pasado. Cifra que según como van las cosas será superada por encima de los 27 mil, y todo por la violencia sembrada en Venezuela como política de estado.

Antes de 1999 en Venezuela había un promedio de 8 mil fábricas de todo tipo, 15 años después quedan menos de tres mil, y muy maltrechas, producto de la persecución del régimen contra todo lo que huela a propiedad privada. Esta situación acabó con el aparato productivo venezolano que antes no solo abastecía el mercado nacional, sino que el excedente era exportado a otros países. La mayoría de los productos que eran exportados por los empresarios venezolanos, hoy son importados por el gobierno chavista-madurista como una política de estado para favorecer a los enchufaos que han hecho grandes fortunas con la economía de puerto.

Pero, como ya no hay dólares para seguir importando porque se los robaron las empresas de maletín, los anaqueles de supermercados, abastos y bodegas están vacíos, por eso las largas colas cuando la gente se entera que ha llegado un producto de la dieta alimentaria a cualquier establecimiento expendedor, los cuales son vendidos racionados a uno o dos artículos por persona, sin importar la cantidad que se necesite en cada familia. Pero las personas para poder comprar en estos establecimientos, primero son marcados y fichados como vulgares delincuentes por los agentes cubanos de Fidel y Raúl Castro.

Ahora bien, ningún empresario que vea las facilidades que ofrecen otros países como Colombia, Brasil, Chile y Perú, entre otros, para sus inversiones, va ser tan pendejo para venir a Venezuela donde después de invertir su capital, no sabe como ni cuando, podrá repatriar los dólares invertidos y mucho menos las ganancias que puedan producir sus negocios, precisamente por un perverso control de cambios de divisas, impuesto desde el año 2003 por el régimen chavista-madurista, o que en cualquier momento el manda mas se levante con el pie izquierdo volteado y diga, estas expropiado.

En cristiano y por la calle del medio, mas que un chorizo de leyes aprobadas por Maduro, lo que falta en Venezuela es un cambio de sistema que genere confianza y estimule el crecimiento del aparato productivo para que podamos recuperar y tener una mejor calidad de vida.

Por Gerónimo Figueroa Figuera

Contenido Relacionado