Pena de 19 años para dos mujeres por prostituir a menores de edad - LeaNoticias.com

Pena de 19 años para dos mujeres por prostituir a menores de edad

La dueña de un restaurante ubicado en el municipio Píritu fue hallada culpable y dos de sus empleadas cómplices en el delito de prostitución de menores de edad.

Niña

Las mujeres utilizaban el local para entregar a chicas adolescentes a choferes de gandolas que circulaban por ese sector.

Por esta causa, la juez Primera de Juicio de Violencia contra la Mujer y la Familia, Arianni Romero, condenó a María Eneida Medina de Ovalles, de 54 años, a 19 años de prisión por los delitos de trata de niña y adolescente y trato cruel a adolescente.

A dos de las empleadas del negocio, Nohelia García y Malley Culpa Paraqueimo les aplicaron una pena de nueve años de cárcel por complicidad en el delito.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Las tres mujeres fueron llevadas a juicio por los fiscales 16, Tomás Armas e Ingrid Vargas, quienes les formularon cargos por los delitos de prostitución de niñas y adolescentes.

Las procesadas permanecerán recluidas en calabozos de la comandancia general de la Policía del estado Anzoátegui, hasta que un Tribunal de Ejecución decida dónde pagarán la sentencia.

Proceso

Según empleados de tribunales que no se identificaron, los hechos se descubrieron en agosto de 2012, cuando una niña de 14 años fue ingresada en la emergencia del hospital Luis Razetti con una infección en sus genitales y con un embarazo utópico.

Al ser interrogada por los médicos tratantes, la menor de edad confesó lo que hacía y quién era la responsable.
Una vez que los fiscales Armas y Vargas iniciaron las averiguaciones, junto con detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) hicieron una inspección en el restaurante de Medina.

Allí hallaron a otras dos niñas de 12 años, a quienes usaban en el negocio de prostitución. En el local decomisaron material pornográfico.

Carlos Rangel, residente de la zona oeste, señaló que las autoridades del estado deberían mantener una vigilancia en otros negocios ubicados en la carretera nacional, porque en algunos de ellos también se realizan actividades de prostitución y venta de estupefacientes.

Denunció que los conductores se llevan a las muchachas de manera descarada a la vista de todos y a nadie parece importarle.

[Fuente: eltiempo.com.ve]

Contenido Relacionado