Qué es procrastinar y por qué no debemos hacerlo

Procrastinar, ese término que nos parece complicado, no es otra cosa que diferir, aplazar o dejar las cosas para después; y del hábito de posponer tareas a la pereza hay una línea muy delgada.

Qué es procrastinar y por qué no debemos hacerlo

¿Cómo sabemos si sufrimos de este mal hábito? muy sencillo: Cuando la frase que más repetimos durante el día es “no tengo tiempo”; y es que buscamos excusas para no hacer las cosas que son importantes en el momento que debemos hacerlas.

Por ejemplo, nos pasamos la vida posponiendo la cita con el dentista, arreglar nuestros documentos, empezar a hacer ejercicio, iniciar la dieta o simplemente hacer algún arreglo en la casa. Estas y muchas otras actividades la mayoría de las personas solemos aplazarlas para otro día, con la excusa de que es muy importante y por lo tanto las debemos hacer bien, por lo que las posponemos para cuando tengamos tiempo. De ahí la frase y la excusa más común “no tengo tiempo”.

¿Por qué no hacerlo?

Esta costumbre es muy común y muy humana, pero debemos buscar la manera de dejarla pues ocasiona estragos inimaginables en nuestra vida.

La procrastinación provoca la merma en la productividad, así como también causa estragos emocionales que a su vez minimizan nuestra autoestima. También nos hace perder oportunidades y nos puede hacer ver como personas irresponsables y fracasadas.

Dejamos las cosas para después porque erradamente creemos que mañana será mejor el día para realizar la actividad pospuesta. Tal vez no nos gusta mucho la tarea, dejándola de lado el mayor tiempo posible.

Es un hecho que la procrastinación es uno de los mayores asesinos de sueños y metas, si nos pasamos el día postergando cosas es muy posible que nunca logremos nuestros mayores proyectos.

¿Cómo eliminarla?

Para acabar con la procrastinación en nuestra vida debemos seguir los siguientes consejos:

– Hacer primero lo más difícil, puesto que la fuerza de voluntad se va agotando durante el día y así aprovechamos la mayor energía y ganas para esas tareas importantes pero que no nos gustan mucho.

– Dividir las tareas es otra clave para dejar de postergar y aquí aplica la frase: “Divide y vencerás”, especialmente cuando tenemos una meta muy grande y complicada.

– Si nos comprometemos socialmente es muy fácil dejar este hábito, porque cuando muchas personas conocen nuestras metas sentimos compromiso y esto nos da fuerza para emprender esa actividad.

– Establecer lapsos es otra forma de dejar de procrastinar, pues al competir contra el reloj convertimos esa tarea que poco nos gusta en un juego donde competimos con nosotros mismos.

– En la mayoría de los casos tenemos muchas actividades distractoras que nos hace perder tiempo, como ver televisión, chatear, ver las redes sociales y otras. Para dejar esta costumbre definitivamente debemos eliminar todo aquello que nos aleja y distrae de nuestras metas.

– Llevar una agenda de las actividades aplazadas nos ayuda a evaluar las razones por las que las dejamos a un lado, reflexionar y así empezar a eliminar este habito de nuestra vida.

– Cuando se trata de una tarea que nos desagrada podemos estudiar la posibilidad de delegarla o intercambiarla con algún compañero de trabajo.

– Cuando la actividad nos parece muy difícil, lo recomendable es informarse sobre el tema, además de pedir ayuda y consejo.

En conclusión, todo se trata de fuerza de voluntad, ganas de hacer las cosas y priorizar lo que es importante en nuestra vida.

¿Qué opinas de las personas que se lo pasan postergando las cosas? ¿Eres un procrastinador? Deja tu opinión pues es importante para nosotros.

Si la información te parece útil por favor compártela en tus redes sociales para que llegue a muchas personas.

Somos LeaNoticias.com 

Visita también YoEmigro.com

Contenido Relacionado