Quito: deliciosa gastronomía y paisajes para enamorarse en la mitad del mundo

1- Cerca del Sol. Quito es una de las capitales más cercanas al astro rey, situada a 2.850 m.s.n.m. y es el único lugar donde es posible colocar un pie en el Hemisferio Norte y otro en el Hemisferio Sur. Marca el Centro del Mundo y da la alternativa de caminar por la línea ecuatorial trazada, imaginariamente, por la Misión Geodésica cuando determinó el punto de la Latitud 0°0’0”. Esta privilegiada ubicación geográfica otorga a Quito un derroche de virtudes que se evidencian en el clima y la riqueza natural.

quito

2- Lo más. El Centro Histórico, considerado el más grande y mejor conservado de América, es la joya que motivó la declaración de Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad. Allí la historia de la ciudad en sus imperdibles: la Compañía de Jesús, obra cumbre del Barroco en América; la Plaza Grande, como núcleo de importantes gestas históricas que narran la vida de Quito y el país; el complejo religioso de San Francisco; también La Ronda, una calle que guarda su encanto con sus talleres y oficios tradicionales. El Centro Histórico no es un gran museo porque es dinámico; un lugar vivo donde confluye la vida cotidiana de sus habitantes, comerciantes, religiosos, turistas, funcionarios públicos y más.

3- La cocina quiteña. Los sabores merecen ser degustados por todo buen viajero. Los platos tradicionales son mestizos (mezcla de lo precolombino y lo colonial) y tienen una fuerte influencia andina así como ibérica: el locro, el seco de chivo, la fritada, las empanadas, los envueltos (masas de maíz envueltas en hojas y cocidas al vapor), las salsas de ajíes, los jugos de frutas, el helado de paila, son algunos de los platos que hay que degustar en restaurantes o mercados típicos.

quito 3

4- Los hombres y mujeres de Norte y Sur. Quito, en tiempos de la colonia, fue un centro cultural y artístico muy importante y esa virtud la conserva, como los oficios y las artes de su gente. Desde peluqueros tradicionales, cereros, cajoneras, sombrereros, sastres, hierbateras, aún guardan sus saberes y los exponen en sus talleres que, en su mayoría, se ubican en el Centro Histórico. Algunas de las casas y talleres de importantes artistas contemporáneos como Oswaldo Viteri, Oswaldo Guayasamín, Luigi Stonornaiolo o Eduardo Kingman, están abiertas al público para conocer más de su vida y obra.

5- Para ver y tocar. El Museo de la Ciudad, el Museo Casa de El Alabado (con una extraordinaria muestra de arte precolombino), el Museo de Cera, el Teatro Sucre, el Centro de Arte Contemporáneo, la Casa de la Música, son algunos de los imperdibles citadinos.
Además existen museos de sitio en los alrededores de la ciudad como el de Tulipe y el Rumipamba o La Florida. Los niños también tienen sus espacios en Yaku Parque Museo, el Museo Interactivo de Ciencias y el Museo del Tren.

6- Bajo las estrellas. Hay varias opciones en restaurantes, cafés, bares y discotecas en los barrios de La Mariscal, La Floresta, Guápulo y La Carolina. Allí música, gastronomía local e internacional, fiesta y, sobre todo, alegría quiteña.

7- En tren: del mar a la montaña. Desde el popular barrio de Chimbacalle, en Quito, emprende el viaje en “el ferrocarril más difícil del mundo”, que ahora se ha convertido en un tren turístico patrimonial, de un país que unió su costa y sus montañas mediante esta impresionante obra de ingeniería de principios del siglo XX. Hoy se puede recorrer en el tren los parajes andinos y costeros. La estación, el museo para complementar la aventura sobre rieles.

8- De compras. Una de las actividades de ocio es el shopping. Desde modernos centros comerciales como el Quicentro Shopping o Mall El Jardín con marcas de moda locales e internacionales. Mientras, en el barrio La Floresta o La Mariscal, hay tiendas y galerías de diseño contemporáneo; asimismo, en el Centro Histórico las artesanías se llevan todos los aplausos. Para comprar arte, Quito también es el destino ideal: en El Ejido se encuentran pinturas, esculturas, óleos, etc.. La Mariscal es el lugar propio de galerías y anticuarios.

9- El páramo y el Bosque Nublado. Visitar haciendas en los páramos de los Andes: aguas termales, hacer cabalgatas, caminatas, andinismo, agroturismo y tanto más a pocos kilómetros de la capital.
En la zona del Nor occidente está el famoso Bosque Nublado, uno de los paraísos para el avistamiento de aves. Aquí habitan más de 500 especies, con especial dominación de los quindes o colibríes.

10- Base para recorrer el país. Acerca a la costa del Pacífico y a sus playas, pueblos pesqueros y rica gastronomía; a los Andes con su Avenida de los Volcanes que deslumbró al expedicionario Humboldt; a la Amazonia con toda su magia verde y extraordinaria que alberga a pueblos ancestrales; también a las Islas Galápagos, únicas en el mundo que narran, en vivo y en directo, la evolución de las especies y donde Darwin dio forma a su famosa teoría científica.

quito 2

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado